Tabacaleras y fumadores aún están “por la libre”

La industria tabacalera y los fumadores siguen de momento “por la libre”. La ley aprobada hace más de siete meses en la Asamblea Nacional, que impone una serie de restricciones a la promoción y al consumo en lugares públicos y privados, continúa sin ser reglamentada.

Más de cinco millones de personas fallecen al año en el mundo a causa del tabaquismo. LA PRENSA/ARCHIVO.

La industria tabacalera y los fumadores siguen de momento “por la libre”. La ley aprobada hace más de siete meses en la Asamblea Nacional, que impone una serie de restricciones a la promoción y al consumo en lugares públicos y privados, continúa sin ser reglamentada.

En agosto del año pasado, 58 diputados votaron porque se aplicaran medidas para reforzar la Ley de protección de los derechos humanos de los no fumadores.

Entre las medidas están, una vez que se reglamente la ley, obligar a las tabacaleras a informar en la cajetillas de cigarros sobre los efectos nocivos que produce la nicotina.

Los avisos deberán incluir fotografías que reflejen los efectos nocivos del tabaco en los pulmones o información detallada del mal que produce el tabaco en el cuerpo humano.

La nueva legislación también establece la prohibición de fumar en escuelas, hospitales e instituciones del Estado.

Mientras que en negocios como discotecas y restaurantes deberán diferenciar físicamente las áreas de fumado y no fumado.

Cuando aprobaron la Ley del control del tabaco, algunos diputados aseguraron que en seis meses estaría reglamentada. Pero es la fecha y aún no lo hacen.

Para Joel Medina, del Instituto Centroamericano de la Salud (ICAS ), la actitud de los parlamentarios no es ninguna sorpresa, ya que previo a que se aprobara dicha ley, los parlamentarios la consultaron con las empresas tabacaleras, violentando el convenio Marco de Control del Tabaco (CMCT ) que firmaron el 8 de abril del 2010.

El convenio estipula que las tabacaleras no pueden ser juez y parte cuando se aprueben leyes que regulen la promoción del tabaco.

El CMCT es un instrumento internacional que procura batallar contra el tabaquismo, una pandemia global que cada año causa la muerte de al menos 5.4 millones de personas, que equivale a casi toda la población de Nicaragua.

Para Medina, lo lamentable de esta situación es que los no fumadores están con las manos atadas.

Dijo también que el Ministerio de Salud (Minsa) mantiene una posición hermética respecto al tema.

En el 2009 el Minsa reportó el fallecimiento de 177 personas con cáncer de pulmón . Al año siguiente, en el primer semestre contabilizó 71 casos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: