Negocian compra de trigo a Rusia

Nicaragua pretende comprar a Rusia cien mil toneladas de trigo para lograr reducir la demanda de maíz amarrillo que requieren las plantas avícolas en la crianza de aves para la producción de carne de pollo.

Orlando Solórzano, Ministro de Comercio LA PRENSA/B. PICADO

Nicaragua pretende comprar a Rusia cien mil toneladas de trigo para lograr reducir la demanda de maíz amarrillo que requieren las plantas avícolas en la crianza de aves para la producción de carne de pollo.

El ministro de Fomento, Industria y Comercio, Orlando Solórzano, dijo a LA PRENSA que la negociación con Rusia está a cargo la Cancillería y esperaría que se logre concretar un pronto acuerdo.

“Ahora se está negociando. Hay una cooperación que probablemente dé Rusia con Nicaragua. Eso nos puede ayudar”, refirió Solórzano.

El Mific está pretendiendo que la Asociación Nacional de Productores Avícolas (Anapa) acepte reducir el precio de la libra de la carne de pollo, que se comercializa en promedio por encima de los 22 córdobas.

Pero el principal problema se encuentra en el alza internacional en los precios de compra de maíz amarrillo y harina de soya, que representan el 60 por ciento de la materia prima del alimento balanceado para la crianza y engorde de los pollos.

En octubre pasado, el precio por tonelada de maíz amarillo era de 229 dólares, pero al 24 de febrero del 2010 para su compra a futuro alcanzó los 272 dólares.

La harina de soya se cotiza por tonelada en 355 dólares. Su incremento ha sido del 46 por ciento el último año.

Esta situación, de acuerdo con el presidente de Anapa, Alfredo Vélez, encarece los costos de producción de la industria.

Dijo que en la reunión que sostendrán hoy con el Mific esperan conocer las propuestas para discutirlas e identificar si es posible influir a la baja el precio de la venta de la carne de pollo.

PRODUCCIÓN LOCAL INSUFICIENTE

Vélez explicó que tanto el maíz amarillo como la harina de soya los importan de Estados Unidos. Anualmente las plantas avícolas requieren tres millones 600 mil quintales de granos.

Anualmente, el sector avícola demanda 152 mil toneladas de sorgo para la producción de alimentos balanceados, pero el país sólo produce 22 mil toneladas, por lo que el déficit se completa vía importaciones.

Por su parte, el ministro Solórzano refirió que de parte de los sorgueros hay un compromiso para elevar los niveles de siembra y cosecha, para lograr ir disminuyendo la dependencia de importar granos.

De la reunión con Anapa, Solórzano espera lograr “un primer consenso” sobre las propuestas, que luego serán abordadas con las asociaciones de distribuidores y comercializadores del alimento.

El Mific mantendrá las salvaguardas arancelarias en la importación de distintos productos alimenticios; maíz, soya, pastas alimenticias, sardinas, entre otras, para incidir en mantener estabilidad en el precio de su comercialización.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: