Las remesas suman US$58,900 millones

Las remesas que recibe América Latina y el Caribe aumentarían este año luego de estabilizarse en 2010, aunque la inflación reduce su poder de compra en muchos países de la región, según el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) del Banco Interamericano de Desarrollo.

Ver imagen ampliada

Las remesas que recibe América Latina y el Caribe aumentarían este año luego de estabilizarse en 2010, aunque la inflación reduce su poder de compra en muchos países de la región, según el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) del Banco Interamericano de Desarrollo.

Las transferencias de dinero realizadas por los migrantes latinoamericanos y caribeños a sus países de origen sumaron alrededor de 58,900 millones en 2010, “casi sin cambios”, ya que totalizaron 58,800 millones de dólares en 2009, cuando las remesas a esta región cayeron 15 por ciento debido a los efectos de la crisis financiera global, según el reporte.

[doap_box title=»De gran valor» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

El Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) comenzó a estudiar las remesas en 2000 para medir su impacto en América Latina y el Caribe. Para Nicaragua, si se toma como referencia el dato de las remesas del año pasado reportado por el organismo, representan casi la mitad de las divisas generadas por las exportaciones.

[/doap_box]

El volumen de remesas de 2010 “estuvo lejos del récord de 69,200 millones de dólares alcanzado en 2008” cuando los migrantes “comenzaron a enviar menos dinero a sus familiares a mediados de ese último año, una tendencia que se aceleró a medida que los países donde trabaja la mayoría de ellos, Estados Unidos, España y Japón, cayeron en recesión”.

CON RESULTADOS MIXTOS

Sin embargo, durante 2010 las remesas a América Latina y el Caribe comenzaron a estabilizarse e incluso a aumentar, aunque con marcadas diferencias entre subregiones.

Las transferencias de dinero hacia Centroamérica aumentaron 3.1 por ciento, en parte porque mejoraron las perspectivas de empleo e ingresos de los Estados Unidos. En contraste, las remesas a países andinos bajaron 4.1 por ciento, “reflejo del prolongado malestar económico” en las naciones europeas donde reside buena parte de sus migrantes.

En ese sentido, el reporte precisa que en el caso de Nicaragua el país recibió 966 millones de dólares en remesas el año pasado, aunque el Banco Central indica que totalizaron 822 millones de dólares.

México sigue siendo el país de la región que más remesas recibe, con casi 21,300 millones, “un ligerísimo incremento sobre el año anterior”. Entre tanto Guatemala pasó al segundo lugar con poco más de 4,100 millones el año pasado.

El informe sostiene que las remesas hacia América Latina y el Caribe continuarán en ascenso durante 2011, aunque a tasas más modestas que las registradas antes de la crisis global. El ritmo dependerá principalmente de cómo se recuperen los mercados laborales de países como Estados Unidos y España, dos de los principales países donde residen los inmigrantes de la región.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: