El mimo Niño Costrini es el personaje en solitario de Sebastián Guz, quien hizo dos presentaciones y una capacitación durante su visita.

Fabricantes de carcajadas

El trabalenguas concluye y uno de los jóvenes pregunta gritando: “¿A qué venimos?” Y la respuesta uniforme de todos es: “A jugar y aprender”. Sin embargo cuando a Jessenia le pregunto a qué viene a este lugar, distante casi 10 kilómetros de su casa, tiene una respuesta más profunda. “Yo quiero ser como Rafa, quiero viajar, ir a otros países, quiero aprender muchas cosas y que las personas me admiren por lo que hago. Aquí los chavalos me dicen siempre que quieren ser como él y eso me pone orgullosa porque soy su hermana”, asegura la morena sonriendo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: