CIDH pide a México que tome medidas “urgentes” para proteger a inmigrantes

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió hoy al gobierno mexicano que tome medidas urgentes para proteger a los inmigrantes que atraviesan su territorio, después del hallazgo de 145 cadáveres en una fosa.

Washington/EFE

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió hoy al gobierno mexicano que tome medidas urgentes para proteger a los inmigrantes que atraviesan su territorio, después del hallazgo de 145 cadáveres en una fosa.

La CIDH condenó el asesinato de las 145 personas cuyos cuerpos fueron hallados en una fosa clandestina del 6 al 14 de abril de 2011 en el municipio de San Fernando, en el estado mexicano de Tamaulipas (noreste), las cuales se cree que eran inmigrantes.

La Comisión «observa con preocupación» que se trata del mismo lugar donde en agosto de 2010 se encontraron los cuerpos sin vida de 72 inmigrantes indocumentados que se dirigían a Estados Unidos.

Las autoridades investigan si en esta ocasión se trata también de inmigrantes que atravesaban México camino de otros destinos.

De momento se ha identificado a un guatemalteco y el gobernador del estado de Guanajuato cree que 57 de las víctimas podrían ser conciudadanos que se dirigían a Estados Unidos.

La CIDH instó al Gobierno de México a «maximizar sus esfuerzos» para evitar que se repitan estos crímenes y juzgar y sancionar a los responsables, «ya sean miembros de las mafias organizada o de agentes del Estado en colusión con los delincuentes».

Asimismo hizo un llamamiento al Gobierno para que adopte de manera urgente «todas las medidas necesarias para proteger a todos los inmigrantes en su territorio y garantizar el respeto absoluto a sus derechos humanos».

Según la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, se cree que los asesinatos se cometieron entre uno y dos meses antes del hallazgo de los cuerpos y podrían ser atribuidos a la organización criminal Los Zetas.

Hasta el momento han sido detenidas más de 30 personas, 16 de las cuales son policías locales del municipio de San Fernando, acusados de proteger y encubrir al grupo Los Zetas.

La CIDH subraya que varios informes de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de México (CNDH) revelan un aumento de los secuestros de inmigrantes en el país.

En un informe especial publicado este año, la CIDH indicó que 11.333 inmigrantes fueron secuestradas durante seis meses de 2010, entre abril y septiembre, y que Tamaulipas es uno de los estados con mayor número de víctimas.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.