Feria contra la contaminación

La Feria Nacional de la Tierra de este año se realizará en Estelí por una razón: “Para evitar una contaminación masiva”.

La industria tabacalera es señalada de generar contaminación en Estelí, sede de la Feria Nacional de la Tierra. LA PRENSA/ARCHIVO

La Feria Nacional de la Tierra de este año se realizará en Estelí por una razón: “Para evitar una contaminación masiva”.

Así definió Carlos Avilés, presidente del comité organizador de la feria, la razón por la que esa ciudad del norte fue elegida entre varias para uno de los eventos ambientales que más público atrae en el país.

Estelí probablemente no sea reconocida como la ciudad más sucia de Nicaragua, sin embargo los desechos sólidos son un problema serio en ese municipio, gracias a los botaderos ilegales, aseguró.

Según Avilés, el problema de los botaderos clandestinos es relevante en Estelí porque no sólo los utilizan los pobladores que tienen pocas alternativas para deshacerse de su basura, sino también algunas de las empresas tabacaleras que existen en la zona.

“Queremos llamar la atención sobre esto, por la importancia de hacer conciencia en las tabacaleras, para que hagan inversiones amigables con el medio ambiente, para evitar una contaminación masiva”, expresó Avilés.

La Feria se realizará en el propio centro de Estelí, ya que será en el parque principal de la ciudad los días 4 y 5 de junio.

Ese fin de semana las calles del centro estarán cerradas porque se espera la participación de al menos 12 mil personas el sábado y más de 15 mil personas el domingo, observando 170 sitios de exposición, una tarima con actos culturales y paneles de expertos sobre medio ambiente.

La mayoría de los visitantes de esta feria suele ser estudiante de secundaria. El Club de Jóvenes Ambientalistas aseguró que la misma recibirá estudiantes de 62 colegios de Estelí, 150 de la región del Pacífico y 200 del Norte de Nicaragua.

CONCURSO AMBIENTAL

Como es natural, el último día de la feria serán elegidos los Reyes de la Naturaleza, un concurso que ya se está realizando en algunos municipios del país.

Lo novedoso ahora será el concurso “Escuela Verde”, en el que participarán al menos 20 centros educativos con proyectos ambientales.

Según Dionisio Sáenz, director ejecutivo del Instituto Holcim para el Desarrollo Sostenible, las escuelas participan con proyectos avanzados y nuevos. La mayoría lo hace con el plan “Adopta un Árbol”, que consiste en que los alumnos de la escuela plantan una especie y se aseguran de que alcance la madurez.

El colegio que gane el primer lugar recibirá apoyo en su estructura por un monto de 900 a mil dólares. El segundo lugar obtendrá 500 dólares y el tercero 350 dólares.

Estas cantidades podrían ser mayores si el colegio presenta un proyecto sostenible.