CGR discutirá el caso de Empreconsa

Finalmente la Contraloría General de la República (CGR) analizará si amplía sus pesquisas en relación con las anomalías en la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales (EAAI), que firmó un contrato con una empresa de maletín llamada Empreconsa para la compra de equipos de rampa por casi un millón de dólares.

Finalmente la Contraloría General de la República (CGR) analizará si amplía sus pesquisas en relación con las anomalías en la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales (EAAI), que firmó un contrato con una empresa de maletín llamada Empreconsa para la compra de equipos de rampa por casi un millón de dólares.

El ente fiscalizador abordará este caso después de las vacaciones de Semana Santa.

El presidente de la CGR, el contralor de facto Guillermo Argüello Poessy, confirmó que él mismo haría la propuesta en el seno del consejo de contralores para que se apruebe hacer una solicitud de ampliación de información sobre este misterioso contrato, que ha sido manejado por las autoridades de la EAAI sin ninguna transparencia.

El contralor Lino Hernández ha manifestado su disposición de respaldar esta propuesta cuando sea discutida en la próxima sesión del consejo de contralores.

“Nosotros estamos trabajando en el caso del aeropuerto. Ya mandamos el contrato referido a la contratación de una empresa para la construcción de unos aeropuertos flotantes (Megaproyectos S. A.), para que sea analizado por la dirección jurídica de la Contraloría, y cuando regresemos a nuestras labores, luego del receso de la Semana Santa, yo me comprometo a proponer a mis colegas que también se les pida información sobre Empreconsa y la compra de esos equipos para rampa”, dijo vía telefónica el contralor Poessy.

Tras las vacaciones de Semana Santa, el consejo de contralores será citado por los diputados de la Comisión de Probidad y Transparencia de la Asamblea Nacional para pedirles información sobre los últimos escándalos de corrupción en el gobierno del presidente Daniel Ortega.

Entre estos casos, según lo expresado por el diputado Maximino Rodríguez, miembro de la comisión, están el del Aeropuerto de Managua con Empreconsa, los del Consejo Supremo Electoral y de la Dirección General de Ingresos (DGI), donde fue destituido el director Walter Porras hace una semana.

SE CONCENTRARÁN EN EL CONTRATO

El contralor Poessy explicó que la intervención de la CGR en el caso de Empreconsa se circunscribiría al cumplimiento del contrato firmado entre las autoridades del Aeropuerto de Managua, cuyo director es Orlando Castillo Guerrero, y los representantes de la empresa de maletín.

Empreconsa fue creada mediante la usurpación de las identidades de tres personas de origen humilde, oriundas de Jinotega y Bluefields, cuyos nombres y números de cédula fueron utilizados sin su consentimiento para formar esta sociedad.

La adjudicación del contrato a favor de Empreconsa fue discrecional y plagada de irregularidades, con el fin de hacer aparecer a esta empresa de maletín como la única oferente interesada en la licitación.

“Nosotros podemos remitirnos a que si el contrato cumplió con todos los procedimientos de rigor y si, finalmente, el Estado no salió perjudicado con la firma de este contrato; si la empresa es fantasma y lo referido a la usurpación de las identidades es algo que ya excede a la Contraloría. Hay que recordar que está en medio de esto la fe pública de un notario, que sólo puede ser cuestionada por medio de un proceso judicial”, explicó Poessy.

El notario público que constituyó Empreconsa es Francisco Apolonio Palacios, un escurridizo abogado que evadió en todo momento a LA PRENSA cuando este Diario descubrió su vinculación con Empreconsa.

El bufete jurídico donde labora Palacios es el Talavera y Asociados, ubicado cerca del restaurante Ruta Maya.

La Policía Nacional y la Fiscalía General de la República se han distanciado de este caso, alegando cada cual que como no se ha dado una denuncia, no han tenido motivos para investigar, a pesar de todas las evidencias que ha revelado LA PRENSA a lo largo de su investigación.

La misma actitud tomaron los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), a pesar de que una red de abogados estuvo detrás de las ilegalidades ocurridas en la adjudicación a Empreconsa.

¿LLEGARON LOS EQUIPOS?

Sin embargo, hay un punto referido al cumplimiento del contrato que no ha sido aclarado por las autoridades del Aeropuerto de Managua y es la llegada y puesta en operación de los equipos para rampa. Nadie ha confirmado si llegaron o no los equipos.

Según el mismo Castillo Guerrero, estos deberían estar en la terminal aérea desde inicios del presente mes.

“Lo referido a si estos equipos están o no están ya operando, de acuerdo a lo establecido en el contrato, eso sí puede ser visto por esta Contraloría, porque está referido a si el contrato se cumplió o no, y si existió o no existió un perjuicio para el Estado”, insistió el contralor Poessy.

CGR YA TRABAJA EN EL CASO MEPROSA

El viernes pasado, la Contraloría decidió por unanimidad ir a solicitar información a la EAAI sobre el contrato que firmó con Meprosa, una empresa que ha sido favorecida con adjudicaciones irregulares, tanto por esta institución gubernamental como por la Alcaldía de Managua.

Las operaciones de Meprosa fueron reveladas por LA PRENSA desde el 2009, cuando se informó que esta había sido favorecida, sin justificación alguna, con contratos directos por la Alcaldía de Managua.

Entre estos estaba el proyecto de la presa Bariloche, una obra con la que Meprosa se retrasó tanto en su ejecución que fue alcanzada por el invierno de ese año, el cual arrasó con lo poco que había hecho. Esto le habría costado a la comuna capitalina 15 millones de córdobas en pérdidas.

La investigación periodística de LA PRENSA descubrió la conexión directa entre Meprosa y Empreconsa, siendo esta que Lino David Orozco Lindo es el gerente de ambas empresas.

Este personaje fue arrastrado a la polémica luego que la investigación de este Diario descubriera que fue él quien firmó el contrato de Empreconsa con las autoridades del Aeropuerto de Managua.

Para esto usó un poder falso de, supuestamente expedido por uno de los socios, Francisco López Valle, quien resultó ser una de las personas a las que les usurparon la identidad.

Cuando López fue contactado por este Diario, dijo que jamás en su vida había escuchado hablar de Francisco Apolonio Palacios o de una empresa llamada Empreconsa.