Retiran escombros después de tornados en Carolina del Norte

Miles de personas que vivieron la peor racha de tornados en casi 30 años emprendieron este martes el retiro de escombros y la reparación de líneas eléctricas desde las comunidades rurales remotas hasta la segunda mayor ciudad de Carolina del Norte, estado en el que la reconstrucción costará millones de dólares.

Al menos 45 personas murieron debido a los tornados que durante tres días azotaron Estados Unidos. LA PRENSA/AP/Diario Sioux City, Tim Hynds

Por Mitch Weiss y Brock Vergakis

BONNETSVILLE, Carolina del Norte, EE.UU./AP

Miles de personas que vivieron la peor racha de tornados en casi 30 años emprendieron este martes el retiro de escombros y la reparación de líneas eléctricas desde las comunidades rurales remotas hasta la segunda mayor ciudad de Carolina del Norte, estado en el que la reconstrucción costará millones de dólares.

Las tormentas dejaron al menos 45 personas muertas en seis estados en una franja que se extendió desde el centro sur al sureste y este de Estados Unidos, aunque la devastación más grave ocurrió el sábado durante cuatro horas en Carolina del Norte.

Las autoridades de Carolina del Norte no terminan de contabilizar a las víctimas fatales, cuya cifra se incrementó con la muerte de una bebé de seis meses en un hospital debido a las lesiones que sufrió por la tormenta. La policía de Raleigh informó del deceso de la menor.

Al menos dos tornados que se sucedieron de manera muy veloz azotaron el condado de Bertie. Uno de esos fenómenos climáticos fue muy devastador y dejó 11 personas muertas. Los tornados aparecieron tan de repente que sólo hubo una alerta de 15 minutos.

La gobernadora Beverly Perdue y otras autoridades recorrieron el lunes las zonas dañadas y anunciaron su apoyo a las acciones de reconstrucción.

Organizaciones de caridad, grupos religiosos y albergues de emergencia entraron en acción y ofrecieron sus servicios a los residentes, los cuales a pesar de que tienen experiencia en desastres como huracanes, se vieron de súbito atrapados en la ruta de un tipo de temporal muy distinto.

El condado de Bertie es al momento el único con un cálculo de daños económicos disponible. Los estropicios a la propiedad alcanzaron cuando menos 2,5 millones de dólares, pero la cifra no incluye daños a la infraestructura ni la pérdida de cosechas.

En el condado de Bertie se cosecha tabaco, cacahuete (maní) y soja entre otros productos alimenticios. A nivel estatal, los costos alcanzarán cuando menos decenas de millones de dólares debido a los daños que causó el mal tiempo en ciudades con densidad alta de población, y en las que destruyó viviendas, negocios y edificios públicos.

Cuatro personas, incluido un niño de seis meses, murieron en una casa rodante en Raleigh. El menor Yaire Quistian Nino estuvo internado en condición crítica en un hospital cercano. Otras víctimas fatales fueron Daniel Quistian Nino, de nueve años, hermano de Yaire, así como los primos de ambos, Osvaldo Coronado Nino, de ocho años, y Kevin Uriel Coronado Nino, de tres años.