Hay más niños inscritos, pero menos en aulas

La pareja presidencial de Nicaragua se prepara para dar a conocer que el país ya reporta a 1,780,000 niños dentro de la escuela. No obstante, según el informe oficial del Ministerio de Educación (Mined), los niveles de deserción escolar aún son altos.

El gobierno pretende vender como un logro el alcance de la matrícula escolar, pero la atención educativa es mala. LA PRENSA/ ARCHIVO

La pareja presidencial de Nicaragua se prepara para dar a conocer que el país ya reporta a 1,780,000 niños dentro de la escuela. No obstante, según el informe oficial del Ministerio de Educación (Mined), los niveles de deserción escolar aún son altos.

Según las cifras oficiales de este ministerio, durante 2010 unos 186 mil alumnos (11.6 por ciento de los 1,600,000 alumnos que se matricularon inicialmente durante ese año) desertaron de la escuela.

El informe oficial de esta cartera precisa que, además de los 186 mil estudiantes que desertaron de los colegios, 191 mil 300 más no aprobaron su año escolar.

Este año el Mined se planteó una matrícula de 1,800,000 alumnos en todas las modalidades, es decir, que según las cifras la meta está próxima a cumplirse. Sobre todo porque a esta cifra oficial le falta la incorporación de la matrícula en algunas comunidades de la Costa Caribe nicaragüense.

Una fuente allegada a la pareja presidencial afirmó que el planteamiento para este año es conseguir que menos niños reprueben el año escolar o deserten como los 186,000 alumnos que abandonaron las aulas de clases durante 2010.

“El tema de la deserción es lo que preocupa (al gobierno del presidente Daniel Ortega)”, advirtió la fuente.

En el Calendario Escolar que aprobaron las autoridades educativas para este año, se contempla una serie de “reforzamientos escolares” que estarán a cargo de los alumnos monitores de la Federación de Estudiantes de Secundaria (FES).

Con esto se trata supuestamente de mejorar el rendimiento académico de los estudiantes, según la fuente extraoficial.

Durante este año un miembro de la FES, que omitió su nombre, señaló que en las escuelas se realizarán círculos pedagógicos para ayudar a los estudiantes que presenten dificultades en el aprendizaje.

“Preocupa el tema de la retención (escolar). Sabemos que un muchacho que tiene dificultades y comienza a dejar clases es más fácil que abandone el aula de clases”, indicó la fuente cercana a la Presidencia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: