Daños históricos por lluvias en Colombia

Las lluvias no cesan en Colombia y desde abril del 2010 dejan 418 muertos y más de tres millones de damnificados, una cifra “histórica” que obliga al Gobierno del presidente Juan Manuel Santos a tomar nuevas medidas y a desembolsar más recursos para atender a las víctimas.

BOGOTÁ/EFE

Las lluvias no cesan en Colombia y desde abril del 2010 dejan 418 muertos y más de tres millones de damnificados, una cifra “histórica” que obliga al Gobierno del presidente Juan Manuel Santos a tomar nuevas medidas y a desembolsar más recursos para atender a las víctimas.

Nunca se había vivido “una situación tan compleja” en Colombia, con “más del 80 por ciento” del territorio nacional afectado desde hace más de un año por “lluvias diarias” (relacionadas con el fenómeno de La Niña), explicó ayer el director de Socorro Nacional de la Cruz Roja, César Urueña.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, encabezó ayer en la Casa de Nariño (sede del Gobierno) un consejo extraordinario de ministros en el que se evalúan nuevas medidas y desembolsos económicos para atender a los damnificados.

Al término de la reunión, el gerente del Fondo Nacional de Calamidades, Everardo Murillo, adelantó que el presupuesto total para atender las emergencias asciende a 2,468 millones de dólares.

También detalló que Colombia Humanitaria —la campaña creada el año pasado para recaudar fondos para los damnificados— ha recibido hasta la fecha en donaciones en efectivo y en especie unos 90 millones de dólares, procedentes de particulares, empresarios y de distintos países.

Las lluvias, inundaciones y deslizamientos han dejado desde abril de 2010 un total de 418 fallecidos, 77 desaparecidos, 516 heridos y 3,04 millones de damnificados, que equivalen a más de 714,000 familias, según los datos facilitados ayer por la Cruz Roja.

Este abril está siendo particularmente complicado, puesto que en los primeros 15 días llovió el equivalente a lo que suele llover en todo el mes, de acuerdo con Urueña. Solo en este mes han muerto 69 personas y ocho han desaparecido.

Hay 1,018 municipios afectados en 28 de los 32 departamentos del país y una veintena de carreteras principales están cerradas, sobre todo por riesgo de derrumbes. La semana pasada en el departamento de Caldas (centro) la corriente arrastró a un autobús con 20 personas dentro que cayó luego por un barranco.

Los pronósticos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam) señalan que continuarán las precipitaciones hasta primeros de junio. Santos ha alertado que lo peor está por llegar, puesto que “llueve sobre mojado”.

La Policía Nacional anunció ayer la activación de un plan, que involucra a 52 aeronaves y 160,000 agentes para apoyar operaciones de rescate y evacuación de víctimas, de transporte de ayuda humanitaria y de seguridad en las vías.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: