Rafael Correa gana polémico referendo

Las encuestas a boca de urna revelaron anoche que el referendo propuesto por el presidente ecuatoriano Rafael Correa fue aprobado por más del 60 por ciento de los votos, lo cual permitirá una profunda transformación del poder judicial y de las reglas para los periodistas y los medios de comunicación.

Seguidores del gobernante Rafael Correa celebran el triunfo oficialista en el referendo. LA PRENSA/AFP /RAUL ARBOLEDA

QUITO / AGENCIAS

Las encuestas a boca de urna revelaron anoche que el referendo propuesto por el presidente ecuatoriano Rafael Correa fue aprobado por más del 60 por ciento de los votos, lo cual permitirá una profunda transformación del poder judicial y de las reglas para los periodistas y los medios de comunicación.

De acuerdo con un sondeo de SP Estudios e Investigaciones, la pregunta con mayor apoyo fue la primera, relativa a modificar el plazo establecido en la Constitución acerca de la prisión preventiva, con un 64 por ciento de los votos, mientras la mayoría de las preguntas tuvieron un apoyo del 61 por ciento.

En total fueron diez las preguntas sometidas a consideración, cuatro de ellas sobre enmiendas constitucionales destinadas a reformar la justicia para luchar contra la impunidad y la inseguridad, según el Gobierno.

[doap_box title=»Octava victoria» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

“Se quiso decir que era totalitarismo consultar al pueblo ecuatoriano. Totalitarismo es el Estado que hace las cosas a la fuerza, nosotros las hacemos en democracia, con base en el voto popular”, dijo ayer el mandatario ecuatoriano Rafael Correa, al dar inicio al referendo. Se trata de su octava victoria desde que llegó al poder en 2006 y la primera desde la revuelta policial del año pasado.

[/doap_box]

Dos preguntas concernían a la creación de un “consejo de regulación” de los contenidos mediáticos y la instauración de “responsabilidad” de la prensa, y a la prohibición de que la banca y los medios realicen inversiones en otros sectores.

Correa planteó además penalizar el enriquecimiento ilícito en el área privada y el incumplimiento en la afiliación de los empleados a la seguridad social estatal. Estas dos cuestiones y la ley de comunicación deberán ser reglamentadas por el Congreso.

El estudio se basó en 23,880 entrevistas en todo el país y tiene un margen de error del 2 por ciento. Otros dos sondeos publicados por el diario El Comercio daban al “Sí” una clara victoria.

OPOSICIÓN RECONOCE DERROTA

Apenas se conocieron estos resultados, dirigentes opositores reconocieron su derrota. “El autoritarismo es siempre transitorio; las fuerzas democráticas terminarán triunfando”, dijo a la prensa Gustavo Larrea, exministro de Correa quien lidera un frente opositor.

“Todo gobierno de corte totalitario, cuasi fascista, ha acudido a (proponer) este tipo de consulta”, manifestó a su vez el exvicepresidente León Roldós (1981-1984).

“Tenemos que cumplir el mandato popular, pero los resultados en sí no dan esa goleada anunciada por el Gobierno”, consideró Alberto Acosta, también exministro de Correa.

La votación fue masiva  y transcurrió sin contratiempos. Once millones de personas estaban llamadas a las urnas.
LA PRENSA/AFP/ CAMILO PAREJA
El exvicepresidente Roldós llamó al Ejecutivo a la unidad. “Presidente, hagamos un esfuerzo de tolerancia. Hagamos el esfuerzo de demostrar que más allá del 60/40 usted no quiere una ruptura en la sociedad ecuatoriana, que eso no marque odios ni pasiones”, señaló.

Pero Larrea anotó que Correa “no tiene interés de consensuar. No hay apertura por parte de él y creo que no la va a haber”.

Por su parte, el expresidente Lucio Gutiérrez, una de las principales figuras de la oposición, dijo que el resultado del referendo es “bastante satisfactorio”, si se tiene en cuenta la desigualdad en el uso de recursos en la campaña.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: