Tres personas lesionadas al chocar bus contra taxi

Tres personas que iban a bordo de un taxi resultaron lesionadas producto de un accidente de tránsito que ocurrió la mañana de ayer en las cercanías del colegio Bautista, en el barrio 19 de Julio, Managua.

Producto del impacto, las personas que viajaban en el taxi resultaron lesionadas. LA PRENSA/O. NAVARRETE

Tres personas que iban a bordo de un taxi resultaron lesionadas producto de un accidente de tránsito que ocurrió la mañana de ayer en las cercanías del colegio Bautista, en el barrio 19 de Julio, Managua.

Una adolescente de 17 años fue la más afectada. Ella viajaba junto a su sobrina de seis meses de nacida y su tío. El accidente ocurrió cuando un bus de la ruta 165 impactó contra el taxi.

De acuerdo con los testigos, Bayardo Gutiérrez, de 57 años, conductor del taxi placas M 02544, no respetó la señal de alto cuando circulaba de norte a sur.

En la parte trasera del taxi iba la adolescente Yareli Esquivel Blandón con la pequeña en sus brazos. Producto del encontronazo Yareli se fracturó la mandíbula.

HOSPITALIZADAS

De inmediato se presentaron paramédicos de la Dirección General de Bomberos (DGB) y dieron atención prehospitalaria a la joven, quien fue trasladada en una ambulancia al Hospital Antonio Lenín Fonseca.

“Estaba prensada y los bomberos usaron máquinas para abrir la puerta del carro. La niña iba bañada con sangre y la muchacha, inconsciente. Una señora que iba en un taxi se llevó a la niña al hospital antes que llegara la ambulancia”, detalló José Ángel Hernández, quien presenció el accidente.

Yareli fue intervenida quirúrgicamente por un grupo de especialistas que le realizaron una cirugía reconstructiva y le colocaron una platina para sostenerle la mandíbula.

Los especialistas le hicieron una tomografía a la niña de seis meses y detectaron un coágulo de sangre en la parte izquierda de la cabeza, por lo que la tarde de ayer fue operada de emergencia.

Hasta el cierre de esta edición no se logró conocer el estado de salud de la menor, pero sus padres y demás familiares estaban en el Lenín Fonseca elevando plegarias por el bienestar de la pequeña.

Emilia Rizo, tía de la joven y de la bebé lesionada, dijo que Yareli llegó a buscar a la niña a la vivienda de su hermana, ubicada en el sector de El Novillo del mercado Oriental, para cuidarla todo el día.

El conductor del taxi se opuso a recibir atención hospitalaria. La tarde de ayer estaba en su casa de habitación, en el barrio Berta Calderón, lamentando lo sucedido y quejándose de fuertes dolores abdominales.

Agentes de Tránsito de la Estación Cuatro de la Policía Nacional se presentaron en el lugar del accidente para realizar el croquis y determinar quién es el responsable de la tragedia.

LO DEFIENDEN

Los pasajeros de la unidad de transporte defendieron al conductor Juan Manuel Rosales, quien trabaja para la cooperativa 12 de Octubre.

“Ya he tenido varios accidentes, pero nunca uno como este, donde hay varias personas con golpes graves”, comentó Rosales.

Testigos del accidente coincidieron en que el conductor del bus acababa de bajar a unos pasajeros y que no iba a alta velocidad.

Pobladores que habitan del colegio Bautista una cuadra al lago aseguraron que es común que ocurran accidentes automovilísticos en esa zona, porque los conductores se confían y hacen caso omiso a las señales de alto que hay en cada cuadra.

También señalaron que varios conductores de buses sobrepasan los límites de velocidad estipulados por la Policía, ya que es una zona escolar.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: