Walter Porras Amador: “Salí más pobre de la DGI”

Walter Porras Amador estaba feliz el día que asesinaron al presidente norteamericano John F. Kennedy, el 22 de noviembre de 1963. En ese entonces era un niño de unos 12 años de edad que vendía el periódico LA PRENSA y ese día vendió todos los ejemplares que salieron en la edición normal y la extra que salió por la noticia de Kennedy. Hoy, 48 años después, fue él quien protagonizó las portadas de los periódicos, luego de conocerse por un informe de la Policía que desde su cargo de director de la Dirección General de Ingresos (DGI) supuestamente dirigía a una banda que estafaba al Estado con devoluciones de impuestos IVA, probablemente por cientos de millones de córdobas.

Walter Porras Amador estaba feliz el día que asesinaron al presidente norteamericano John F. Kennedy, el 22 de noviembre de 1963. En ese entonces era un niño de unos 12 años de edad que vendía el periódico LA PRENSA y ese día vendió todos los ejemplares que salieron en la edición normal y la extra que salió por la noticia de Kennedy.

Hoy, 48 años después, fue él quien protagonizó las portadas de los periódicos, luego de conocerse por un informe de la Policía que desde su cargo de director de la Dirección General de Ingresos (DGI) supuestamente dirigía a una banda que estafaba al Estado con devoluciones de impuestos IVA, probablemente por cientos de millones de córdobas.

Ese dinero supuestamente sería para financiar la campaña del presidente Daniel Ortega.

::: ¿Qué ha pasado con usted desde que salió de la DGI?

Prácticamente yo no me he separado de la Dirección General de Ingresos, hemos estado vinculados, porque los trabajadores son los mismos trabajadores, lo único que ha sucedido es que yo como un funcionario que estaba a cargo de la DGI ahora ya no me encuentro a cargo de la DGI. Sin embargo no estoy desvinculado ni de la gente ni de lo que es la DGI. Son cuestiones de la vida de que usted ocupa cargos. Yo siempre dije que mi nombre era Walter Porras Amador y no era el director de la DGI porque un cargo es transitorio, pero la persona hasta que muere deja de existir como persona.

::: ¿A qué se refiere cuando dice que aún no se ha desvinculado de la DGI?

Cuando digo DGI es el Gobierno y el Gobierno es el pueblo, el pueblo es toda Nicaragua, de tal manera que yo sigo sintiendo natural esta situación, esté o no esté en la DGI yo estoy en Nicaragua, de tal manera que yo sigo de frente en esta situación. Ha sido una experiencia más que uno adquiere como ser humano en la vida.

::: ¿Ya le dieron su liquidación en la DGI?

No he ido a solicitar mi liquidación, sino que estamos dejando esto al tiempo y que pasen unos cuantos días, pero por el momento estamos aquí bastante ocupados, como usted que me estuvo haciendo llamadas telefónicas en diversas ocasiones para localizarme, y en una me encontraba en la casa de Casares que estoy remodelándola, estoy pintándola, que la descuidé durante cuatro años que estuve trabajando en la Dirección General de Ingresos. Inclusive, esa casa de Casares la adquirí con mi esposa hace nueve años, y la construí hace ocho años. También tengo una pequeña finca en Jinotepe, que la estoy viendo con mis hijos, donde tengo algunas cosas sembradas y esa finca la adquirí antes del 19 de julio de 1979. En otras palabras, nada de todo lo que yo tengo ha sido a costa de que se me haya facilitado o que me la hayan regalado. Todo me ha costado y yo lo he comprado.

::: Esa casa de Casares se la han cuestionado, porque los materiales se parecen mucho a los de la DGI.

Lo que sucede es que mi esposa, Franca Aiello, es de origen italiano y yo ya he ido a Italia, entonces lo que es Roma me gusta y toda esa estructura romana e italiana me ha gustado, de tal forma que hace ocho años que construí la casa en Casares le di la forma italiana, y a la DGI, que la construimos en el 2009, le di la forma de la casa que tengo en Casares, no es que haya sido lo contrario. La polémica son tergiversaciones y malas intenciones.

::: ¿Se ha comunicado con el presidente Ortega desde que salió de la DGI?

El comandante Daniel Ortega es una persona demasiado ocupada, de tal forma que en estos momentos no hemos tenido comunicación y él está trabajando en función ahorita de la campaña electoral y esperamos que el 6 de noviembre en la casilla 2 logremos el objetivo.

::: ¿Usted anda resentido con él?

Nunca voy a estar resentido con el comandante Daniel Ortega y no acostumbro a utilizar esa palabra, porque es de alguien que siente una cuestión negativa hacia otra persona, y yo no. El amor al prójimo para mí lo practico en el pueblo y lo practico con la gente.

::: ¿Y con doña Rosario Murillo cómo están las relaciones?

La compañera Rosario Murillo es una de las mujeres que yo prácticamente, como militante del Frente Sandinista, admiro. Siendo una mujer y esposa del comandante Daniel está al frente de muchas situaciones por el pueblo y para el pueblo.

::: Hábleme de ese grupo musical Los Tigres del Ritmo.

Yo vendía el periódico LA PRENSA de la edad de 7 años a 12, siendo un niño descalzo. Fui niño pobre, fui amigo de Alexis Argüello, inclusive ahí está una fotografía con Alexis Argüello en el último cumpleaños que él tuvo. Fuimos vecinos, fuimos niños descalzos y yo agarraba botes de avena y me ponía a estar tocando como tambor. El papá de Alexis Argüello era pescador, tenía lienzas de nylon, yo agarraba esa lienza y la hacía como una guitarrita, me gustaba la música. Cuando yo tuve la oportunidad de crecer, desarrollar y tener unas cuantas moneditas, compré instrumentos musicales y conformé un equipo que fueron Los Tigres del Ritmo, pero eso fue de la bolsa mía completamente, fondos míos particulares. (Muestra recibos).

::: ¿Pero esos fondos salieron de la DGI?

Nunca. Las facturas están a nombre de Walter Porras Amador y las compré un 16 de julio y 17 de julio del 2008, como le estoy mostrando aquí la factura, entonces cuando yo digo 2008, dos días antes del 19 de julio, para el Día de la Alegría yo (logré) tener un conjunto musical y anduvimos en todos los barrios de Managua alegrándonos, antes del 19 de julio de 2008.

::: Por eso usted se ganó un apodo, “el más servil” de todos los funcionarios públicos del presidente Ortega.

Una cuestión es servil y otra es servir. Servil se lo dejo a aquellos vagos, y servir se lo dejo a aquellos que le sirven al prójimo, de tal manera que si andar cantando música cristiana, porque hace aproximadamente dos meses ese conjunto musical lo tuvimos nosotros en Jinotepe, Carazo, cantándole a unos hermanos cristianos evangélicos, si a eso le llaman servil, yo quiero seguir siendo servil porque me gusta servirle al prójimo.

::: Una información periodística dice que a usted lo corrieron de la DGI por supuestos actos de corrupción en 1999.

Yo nunca fui retirado de la Dirección General de Ingresos, sino que yo renuncié porque a las cuatro de la tarde iniciaba mis clases de inglés en el Colegio Americano Nicaragüense, donde ganaba tres veces más que en la DGI y tuve que renunciar. Nunca he tenido la necesidad de utilizar medios que no son míos para sobresalir, todo lo que tengo en mi vida es con sudor y lágrimas.

::: ¿En la DGI usted recibía órdenes de Lenín Cerna?

Órdenes solamente recibo de Dios, y cuando usted menciona el nombre del comandante o coronel Lenín Cerna, nunca he recibido órdenes del comandante sino simplemente en una u otra forma ha existido una amistad vinculado a la militancia en el Frente Sandinista de Liberación.

::: Hay un informe de la Policía en el que se refleja una red que defraudaba a la DGI, al Estado. ¿Qué puede decir de ese informe?

Oficialmente no he visto ningún documento relacionado a ese informe de la Policía Nacional. No he tenido la curiosidad de buscar vía internet los nombres de las personas que ahí mencionan, sin embargo, le voy a decir esto, si usted puede ver aquí a la derecha tengo al Papa, a la izquierda tengo a la Virgen, a un lado aquí tengo a Sandino y le puedo decir sencillamente, con la verdad en mi palabra y lo que yo creo, de que las tergiversaciones, todo se tergiversa, el Gobierno de Nicaragua ni la Dirección General de Ingresos no han tenido ninguna palabra en contra de estas actitudes que hubo, sino dicen una denuncia que hubo, que tuvo que intervenir la Policía.

Al intervenir la Policía no sale nadie involucrado de la Dirección General de Ingresos central, sino que los que salen involucrados allí son de la administración de rentas de Sajonia, como el licenciado Yamil Avilés, que era administrador de rentas de Sajonia y cuatro personas más de esos gestores. Se conocieron posiblemente en Cuba, que estudiaron en Cuba dos años, de una asociación de los Carlitos que le llaman. De tal manera que desconozco yo si existió o existe una banda.

::: Se decía que toda esta defraudación era para financiar la campaña del presidente Ortega.

Ignoro qué personas decían eso, lo único que yo le puedo decir que para la campaña presidencial no se requiere de utilizar esa clase de medios, sino que los medios que se utilizan son los que el pueblo da, los que el pueblo manifiesta en las diferentes actividades políticas que se llevan a cabo, inclusive los instrumentos musicales que son míos, de mi bolsa, yo los utilizaba en pro de una campaña, por lo que yo creo y sigo creyendo. Esas fueron malintenciones de alguien.

::: ¿Quién cree que es ese malintencionado?

Si yo creo en Dios, todo se lo dejo a Dios, yo lo único que le puedo decir es que una hoja no se mueve sin la voluntad del Señor. El pez por su boca muere. Tarde o temprano ellos van a pagarlas. Yo no le he puesto mente a esto, al contrario, si Dios determinó a través del Gobierno que yo no estuviera trabajando más en la DGI, míreme donde estoy, ahora estoy más relajado, aquí tengo a mi hijo que es doctor, estoy con mi familia, voy a visitar ahora la finca, la casa del mar que durante cuatro años yo la tenía descuidada. Ahora me siento más relajado y le doy gracias a Dios.

::: Algunos investigados por la Policía dijeron que usted daba las órdenes para devolver impuestos IVA de manera expedita y sin control.

Fíjese de que si alguna persona lo dijo verbalmente en ese informe, yo le puedo decir una vez más mentiroso.

::: ¿Lo retuvo la Policía o lo interrogó?

No tuvo por qué hacerlo ni siquiera un minuto. Yo no digo que se lo agradezco a la Policía, sino al contrario, toda esta fábula que hubo, que en una u otra forma ya se sabe de dónde vino y cómo está, allí no ha estado involucrado Walter Porras, sino que yo como director general de Ingresos lo que cumplí fueron mis funciones de que no haya burocracia en una institución del Gobierno como era la DGI. Los artículos 2 y 3 y el artículo 152 del Código Tributario me dan todas las facultades a mí para actuar de una manera rápida y eficaz a favor de la población.

::: ¿Qué le dijo el presidente Ortega de todo esto a usted?

Nuevamente le digo que no he tenido diálogo con el presidente Daniel, al contrario, el comandante Daniel sabe quién es Walter Porras y quién es Walter Porras como militante del partido Frente Sandinista, de tal forma que no he tenido ninguna comunicación con él.

::: ¿Y cómo fue su salida de la DGI? Se menciona que Lenín Cerna lo llegó a sacar.

Usted lo está diciendo, se menciona. En primer lugar el coronel Lenín Cerna es una persona tan ocupada que no se iba a prestar a un juego de ir a hacer esa acción, negativo completamente. Yo llegué a la DGI normal a trabajar, y de esa manera así salí normal. Allí no ha habido ninguna presión y las personas que mencionaron al coronel Lenín Cerna, erróneamente, lo hicieron con mala intención.

::: Se dice que el escándalo en la DGI es la causa de que él no sea más el secretario de organización del Frente.

Desconozco si el coronel Lenín Cerna sigue siendo o no sigue siendo secretario de organización del Frente Sandinista, lo único que yo le puedo decir es que nosotros, los verdaderos militantes del Frente Sandinista hemos estado, estamos y estaremos siempre al frente con el Frente.

::: ¿Cuánto dinero tiene usted en total?

Dinero en efectivo es poco lo que yo manejo, yo he vivido de mi salario, y el salario que yo tenía acostumbro usualmente el 50 por ciento para los gastos, y el otro 50 por ciento utilizarlo para inversiones. Antes de haber entrado en la Dirección General de Ingresos yo tenía más y tenía ingresos dos o tres veces más que en la Dirección General de Ingresos.

Cuando yo no había entrado en la DGI tuve la oportunidad de construirme casa en el mar, cuando yo no estaba en la DGI tuve la oportunidad de hacer esta casa de dos pisos y apenas entré a trabajar en la Dirección General de Ingresos no invertí en nada, de tal forma que ahora tengo menos de lo que tenía cuando entré en el 2007 en la Dirección General de Ingresos.

::: Un informe de la Contraloría menciona que se le hizo un préstamo a su subdirector que no ha sido pagado.

En una ocasión el subdirector general de Ingresos, doctor Humberto Solís, no solicitó un préstamo, sino que él firmó un cheque con el contador de 220 mil córdobas, fondo sujeto a rendición de cuentas. Posteriormente él tuvo problemas económicos posiblemente y se los atribuyó como préstamo personal y él está pagando esa cantidad.

::: ¿Qué pasó que no se enteraban las cotizaciones de los trabajadores de la DGI?

Usted me está leyendo el informe de la Contraloría y ese es preliminar. De conformidad con la Ley 681 en el artículo 55, primero se me tiene que comunicar a mí, Walter Porras, aunque ya no esté a cargo de la DGI y tendría que efectuarse un preliminar. Segundo, le quiero decir que lo que aparece reflejado una cantidad como que se tomó de retenciones de los empleados, de impuestos y creo que del Seguro Social, para efectuar otros pagos dentro de la Dirección General de Ingresos, no se ha hecho uso indebido de dinero, sino que se agarró de un rubro y se utilizó en otro rubro. El Gobierno anterior dejó a la DGI con una deuda de 67.6 millones de córdobas.

::: ¿Podría aclarar sobre el cumpleaños que supuestamente le celebró a su esposa con dinero de la DGI?

Yo le voy a enseñar documentaciones que tengo aquí, que inclusive ya le envié a la Contraloría General de la República, de que no he tenido ni mi esposa ni yo nunca necesidad de utilizar unas cuantas moneditas de una institución que tiene que ser respetada para utilizase en beneficios personales. Eso podrá haber sido en otros gobiernos, pero no con este Gobierno y mucho menos en la DGI. Fue la cantidad de 17 mil córdobas aproximadamente y fue una asamblea que tuvimos con todos los administradores de rentas de Nicaragua y con directores de la DGI y hay documentos donde ellos firmaron, todo fue legal.

::: ¿Usted tenía de asesora a su esposa cuando ella laboraba en otra institución del Estado?

Esa es otra de las falsedades, de las malas intenciones, que pudo haber venido de alguien.

::: En un organigrama que elaboró la Policía, en su investigación, aparece usted debajo de dos personas desconocidas.

Eso lo vi en televisión. No creo que la Policía sea tan irresponsable de sacar un organigrama supuesto de unas acciones que hubo en una institución, en este caso en la DGI y mucho menos que pusieran a Walter Porras, porque ahí se está calumniando. Sin embargo, a mí la Policía ni siquiera se acercó a hacerme una pregunta. Yo le podría decir que ese organigrama existe en un 50 por ciento.

Cuando le digo en un 50 por ciento ahora sí voy cayendo a la razón que existía una pequeña banda y esa banda venía de la administración de rentas de Sajonia y que investiguen desde el director que existía allí hasta las otras personas que están involucradas en Recaudación. Todas esas personas eran amigas de Yamil Avilés, pero de Walter Porras ninguno. La única persona que me mencionó fue Judith y que la miré en una o dos ocasiones, de que yo me caracterizo por ser caballero, atender a las mujeres sobre todos los aspectos, ella me llegó a solicitar un favor, de una gestión, y si yo podía agilizarla, eso me faculta la ley. Yo no estoy involucrado en nada de eso y no conozco a esas personas.

::: ¿Supo de esa banda cuando usted era director?

Afortunadamente no lo supe, porque yo hubiera actuado inmediatamente, sino que lo supe después. Y yo dije, yo tenía cierta sospecha porque veía ciertas caras a veces ahí haciendo gestiones, que eran gestores, y llamó mucho la atención. Lo que sí le puedo asegurar que de la Dirección General de Ingresos central no salió absolutamente nada conforme lo que se malinterpretó.

::: Eran millones de córdobas los que salían de la DGI, ¿a usted eso no le parece grave?

De ninguna manera. Cuando usted está trabajando con la ley no parece nada grave, todo debe hacerse de conformidad a la ley y si un contribuyente tiene derecho a una devolución, conforme al artículo 49 de la Ley 453, que es la ley de Equidad Fiscal, tiene que trabajarse.

::: La disposición 01-2010, que usted firmó, es la que autorizaba las devoluciones de IVA de manera rápida, sin controles, y la Policía en su informe dice que eso facilitó la defraudación en la DGI.

Nadie puede estar por encima de la ley. Las leyes se hacen para cumplirlas, entonces la ley 562, el Código Tributario, en el artículo 223 faculta al Director General de Ingresos para emitir decisiones técnicas y administrativas, esa es la ley y en la DGI han existido dos personas que están a cargo de la Dirección General de Ingresos, el director general y el subdirector, en este caso todo lo que era normativa y disposiciones técnicas eran efectuados a través de la subdirección general de Ingresos. Y fue firmada por Walter Porras porque es lo que manda la ley y de ninguna manera dio cabida para que un contribuyente tuviera las facilidades.

::: ¿Por qué se le ofrecía a los empresarios sandinistas devoluciones de IVA y se les cobraba comisiones para la campaña del FSLN?

Esa pregunta se la debería de efectuar a los empresarios y al mismo tiempo a las supuestas personas que anduvieron haciendo gestiones, porque son ellas las que hacían. Son empresas que hicieron posiblemente arreglos con algunos gestores.

::: Si usted no hizo nada malo, ¿por qué lo sacan de la DGI?

A mí no me han sacado de la DGI, vuelvo a repetirlo como en una ocasión lo hice, yo ya había solicitado, mi edad son 61 años y cuatro meses, yo ya había solicitado que me iba a retirar de la Dirección General de Ingresos, y con esto lo que hicimos fue agilizar, pero yo sigo de frente en el Gobierno y sigo de frente con el Frente Sandinista, trabajando.

::: ¿Le han informado de alguna investigación en su contra?

Afortunadamente, y gracias a Dios, tenemos muy buenas relaciones con la Policía Nacional y con todas las autoridades como es el Ministerio Público, la Procuraduría General de la República y no se me ha informado, porque Walter Porras no ha estado involucrado en ningún acto delictivo o algo que sea incorrecto o ilegal en contra del Gobierno. Gracias a Dios yo sigo de frente con el Frente, trabajando con el pueblo y para el pueblo.

::: ¿Cometió algún acto deshonesto estando al frente de la DGI?

Una vez más le digo al Gobierno que preside el comandante Daniel Ortega y le digo al pueblo de Nicaragua, sin diferencia política, de que Walter Porras nunca ha cometido ninguna irregularidad en Nicaragua y mucho menos en la Dirección General de Ingresos mientras ocupó el cargo de director y gracias a Dios sigo de frente.

::: A casi dos meses que salió de la DGI, ¿no le parece raro que el presidente no se haya comunicado con usted?

Lo que yo le puedo decir es que le doy gracias a Dios por las decisiones que haya tomado el Gobierno, porque ahora estoy descansando y estoy más relajado, estoy haciendo ejercicio físico, mi cara se mira más relajada, mi cuerpo se mira mejor. ¿Quién le diría a usted que yo tengo 61 años y medio de edad?

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: