Legalizan propiedades a cooperados

A través del denominado Programa Tierra, la Unión de Campesinos Organizados de la Cuenca de San Dionisio (UCOSD) legalizó 151 parcelas con contratos de usufructo a igual cantidad de familias socias, garantizándoles el uso permanente de la tierra.

Saúl Úbeda (derecha), entregó a Andrea Cruz Pérez y Juan Jarquín los documentos que legalizan la propiedad que la pareja posee en San Dionisio. LA PRENSA/L.E. MARTÍNEZ

CORRESPONSAL/MATAGALPA

A través del denominado Programa Tierra, la Unión de Campesinos Organizados de la Cuenca de San Dionisio (UCOSD) legalizó 151 parcelas con contratos de usufructo a igual cantidad de familias socias, garantizándoles el uso permanente de la tierra.

Uno de los propósitos del programa es “lograr seguridad jurídica en la tenencia de la tierra para las familias de bajos ingresos económicos, incorporando a la mujer como propietaria y al núcleo familiar como sujeto de derecho a la tierra”, explicó Saúl Úbeda Arosteguí, coordinador de la UCOSD.

Tomasa Josefa Flores Flores manifestó su alegría al recibir los documentos que legalizan la manzana y media de tierra que posee en el sector conocido como El Cóbano, municipio de San Dionisio.

“Al tener mi escritura podré disponer de la tierra, quererla y cuidarla, porque esto es lo que podré dejarle a mis hijos”, señaló Flores, con quien viven cuatro de sus ocho vástagos.

AHORA SÍ DON DUEÑOS

Por su parte Andrea Cruz Pérez destacó que al recibir los documentos de las tres manzanas que posee, “Ahora tenemos esa certeza de que la propiedad es de nosotros, que somos dueños”.

“Ahí está nuestra (casa de) habitación, tenemos frijol, maíz, guineos, mangos, melocotón y estamos haciendo viveros para reforestar”, agregó Cruz, exhortando a los demás socios a cuidar las parcelas.

En tanto, Úbeda mencionó que la entrega de los documentos “no es producto de la casualidad, sino del esfuerzo conjunto y de la lucha por lograr nuestras reivindicaciones históricas”, indicando que el Programa Tierra inició a gestarse en 1992.

En 1995 la UCOSD compró 130 manzanas de tierra, las cuales repartió entre 46 beneficiarios, quienes adquirieron lotes de dos a tres manzanas bajo la modalidad de arriendo con opción a compra, en un plazo de 13 años.

Úbeda señaló que hasta hoy la UCOSD ha comprado cinco fincas grandes y cinco pequeñas, repartiendo 513 manzanas a 151 familias.

Mientras que entre los nuevos desafíos del programa, Úbeda mencionó “que la tierra deje de ser una mercancía e instrumento de sometimiento del campesinado sin tierra por el poder político económico. Sino que se asuma como un medio esencial para la vida de la población campesina y sus generaciones futuras”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: