Siete heridos deja intervención policial en cárcel venezolana

Al menos siete personas resultaron heridas este viernes en una vasta operación policial destinada a hacerse con el control de la prisión venezolana de El Rodeo, donde en los últimos días hubo al menos 22 muertos en un enfrentamiento armado, informaron fuentes gubernamentales.

CARACAS/AFP

Al menos siete personas resultaron heridas este viernes en una vasta operación policial destinada a hacerse con el control de la prisión venezolana de El Rodeo, donde en los últimos días hubo al menos 22 muertos en un enfrentamiento armado, informaron fuentes gubernamentales.

Según el viceministro para Prevención y Seguridad Ciudadana, Néstor Reverol, de los siete heridos de bala, seis son agentes de las fuerzas del orden.

«Todos los heridos fueron evacuados (…) No tenemos reportes de fallecidos», apuntó Reverol ante las cámaras de la televisión estatal, VTV, las únicas que fueron autorizadas a entrar al recinto penitenciario.

El responsable explicó que más de seis horas después del inicio de la toma del penal, un 45% de los más de 3.600 internos están bajo el control de las fuerzas del orden.

A las afueras de El Rodeo, varias decenas de familiares de presos vivían momentos de gran impotencia este viernes ante la falta de información y aseguraban que la entrada de las fuerzas del orden podría provocar nuevos muertos.

«Hemos iniciado una operación para restituir el orden interno y desarmar a la población privada de libertad tras la lamentable situación ocurrida el fin de semana», explicó por su parte el ministro de Interior, Tareck El Aissami, a VTV a primera hora del viernes.

YA SON 22 LOS MUERTOS

Según cifras oficiales, un total de 21 presos y un visitante murieron desde el domingo en un enfrentamiento armado entre internos en El Rodeo, a unos 40 km de Caracas (norte de Venezuela).

El enfrentamiento fue el más violento registrado en el interior de un centro de detención en Venezuela desde 1999.

El Rodeo refleja perfectamente la violencia y el hacinamiento que sufren las cárceles venezolanas, donde hay 50.000 presos, una cifra que tres veces superior a la capacidad de las prisiones del país, según organizaciones humanitarias.

Esta semana, el gobierno venezolano creó un ministerio para la atención penitenciaria con el fin de lograr la «humanización de la población privada de libertad».

El jueves, desde Washington, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó al gobierno venezolano a tomar «medidas concretas» para resguardar la vida de sus presos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: