Narcotraficantes colombianos se vuelcan al mercado interno

El Gordo acaba de ser detenido. Tiene 17 años y ya es sicario. Unos veinte policías lo llevan escoltado por las calles de Cali, sospechoso de participar en el tráfico de bazuco, actividad que pasa por uno de sus mejores momentos en Colombia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: