Maestros atrapados en círculo de pobreza

Ramón Tórrez Cano terminó la carrera de docencia en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) Managua, sin embargo aún no dispone de su certificado como docente titulado.

Ramón Tórrez Cano terminó la carrera de docencia en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) Managua, sin embargo aún no dispone de su certificado como docente titulado.

Esto le impide que su salario sea superior a los 4,200 córdobas mensuales.

Actualmente es docente de secundaria del colegio Villa Libertad, situado en la colonia del mismo nombre, en Managua, donde atiende alrededor de 50 alumnos de noveno grado.

“Yo saqué mi carrera, la terminé pero no he sacado mi título porque no he tenido cómo sacarlo. También soy docente normalista”, afirmó Tórrez

Este profesor destacó que por no disponer del título universitario cada mes pierde alrededor de 600 córdobas que el Ministerio de Educación (Mined) paga a los docentes por los títulos de profesionalización.

“Deberían de hacer una selección de maestros que en realidad son empíricos y de los que, como yo, tenemos la metodología y los conocimientos para ser docentes porque yo estudié todos los años de la carrera. Soy docente de matemáticas”, indicó Tórrez.

En Nicaragua, los niveles de empirismo en la educación secundaria afectan al 45 por ciento de los educadores. En el caso de primaria el 30 por ciento de los maestros es empírico.

Pero en niveles como la educación preescolar, el empirismo afecta incluso al 50 por ciento de los maestros, según datos del mismo Mined.

Para el exministro de Educación, Miguel De Castilla, el empirismo es la principal enfermedad que afecta al magisterio y para ello consideró que en el país se requiere abrir 900 nuevas plazas para emplear a los docentes titulados que egresan anualmente de las universidades y las Escuelas Normales del país.

En Nicaragua hay 50 mil maestros trabajando en el sistema público y privado, según el delegado departamental del Mined en Managua, Sergio Mercado.

Actualmente, según organismos de la sociedad civil, en el país se requiere contratar a 10,000 nuevos maestros para atender al medio millón de niños que no asisten a la escuela. Este año, el Mined contrató a 2,000 nuevos educadores para atender una matrícula de 1,777,000 niños.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: