Ticos desconfían de propuesta de Ortega para desarrollar Harbour Head

La Cancillería costarricense reaccionó con desconfianza y atribuyó a una estrategia electoral para atraer votantes, la propuesta del presidente Daniel Ortega de de crear una brigada de ambientalistas de ambos países para proteger la zona de Harbour Head, sitio actualmente en disputa por los dos países centroamericanos.

Por Josué Bravo

CORRESPONSAL / COSTA RICA

La Cancillería costarricense reaccionó con desconfianza y atribuyó a una estrategia electoral para atraer votantes, la propuesta del presidente Daniel Ortega de de crear una brigada de ambientalistas de ambos países para proteger la zona de Harbour Head, sitio actualmente en disputa por los dos países centroamericanos.

Al ser consultado por la prensa local, el vicecanciller Carlos Roverssi, dijo desconocer la propuesta de Ortega porque a la Cancillería no ha llegado de forma oficial y según él, Nicaragua no ha actuado de buena fe en este conflicto como para creer en las palabras del mandatario nicaragüense.

«Nosotros no tenemos ninguna información, no hay ningún documento, no hay nada formal, mi primera reacción es de desconfianza porque no ha habido ningún acto de buena fe de parte de Nicaragua hasta ahora para creer en esas propuestas», declaró Roverssi.

«Pero lo más grave, es que me parece que eso fue en medio de un acto político y simplemente, para atraer votos de algunos sectores que probablemente discrepan de las políticas de Ortega. Nosotros no sabemos nada, no tenemos ninguna información de nada», expresó.

En su discurso de celebración del 32 aniversario de la Revolución Popular Sandinista, Ortega propuso en Managua desarrollar juntos la zona de Harbour Head, ubicada en la desembocadura del río San Juan.

«Hay que protegerla y desarrollarla porque es un bien de la humanidad», dijo el mandatario nicaragüense, quien agregó que «se deben combatir las políticas depredadoras del imperialismo».

La disputa fronteriza por este pequeño humedal de apenas 2.5 kilómetros de extensión, a la cual Costa Rica le denomina Isla Portillos, se encuentra en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, adonde este país demandó a Nicaragua por aparente invasión y supuestos daños ambientales.