El inmortal Borges

Jorge Luis Borges es, entre todos los escritores latinoamericanos, un clásico universal. Su nombre puede ser colocado al lado de los más grandes escritores de todos los tiempos sin provocar risa ni escepticismo. Ayer hubiera cumplido 122 años y a partir de la fecha de su nacimiento, algunos sitios electrónicos y periódicos le han hecho honores.

Desde los 16 años, María Kodama fue progresivamente la estudiante, acompañante, secretaria y finalmente esposa de Jorge Luis Borges, a quien heredó todos sus bienes. LA PRENSA/EFE

Por Marta Leonor González/Agencias

Jorge Luis Borges es, entre todos los escritores latinoamericanos, un clásico universal. Su nombre puede ser colocado al lado de los más grandes escritores de todos los tiempos sin provocar risa ni escepticismo. Ayer hubiera cumplido 122 años y a partir de la fecha de su nacimiento, algunos sitios electrónicos y periódicos le han hecho honores.

[doap_box title=»Visiones y obsesiones en Borges» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

*Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca.

*No hablo de venganzas ni perdones, el olvido es la única venganza y el único perdón.

*He cometido el peor pecado que uno puede cometer. No he sido feliz.

*La muerte es una vida vivida. La vida es una muerte que viene.

*La belleza es ese misterio hermoso que no descifran ni la psicología ni la retórica.

*Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos.

* Al cabo de los años he observado que la belleza, como la felicidad, es frecuente. No pasa un día en que no estemos, un instante, en el paraíso.

[/doap_box][doap_box title=»Sus años» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

1899:
Nace en Buenos Aires, el 24 de agosto.

1923:
Publica su primer libro de poemas, Fervor de Buenos Aires.

1928:
Aparece su libro de ensayo El idioma de los argentinos.

1935:
Se edita su célebre Historia universal de la infamia, serie de relatos breves.

1954:
Queda ciego a los 55 años. Superó su enfermedad escribiendo o dictando libros de poemas, cuentos y ensayos, admirados hoy en todo el mundo.

1971:
Le editan en Buenos Aires el cuento largo titulado El congreso.

1972:
Viaja a Estados Unidos, donde recibió numerosas distinciones y pronunció conferencias en diversas universidades. A su regreso a Buenos Aires publica el libro de poemas El oro de los tigres.

1973:
Reunió por primera vez en un volumen sus Obras completas, editadas por Emecé.

1975:
Aparece en Milán el libro de poesía La rosa profunda y la colección de relatos El libro de arena, junto con la recopilación Prólogos.

1975:
Fallece su madre, a los 99 años. A partir de ese momento Borges realizaría sus viajes junto a una exalumna, luego secretaria y —por último, en la senectud de Borges— su segunda esposa, María Kodama.

1980:
Recibió importantes distinciones de diversas universidades y gobiernos extranjeros y numerosos premios, entre ellos el Cervantes . Su obra fue traducida a más de veinticinco idiomas y llevada al cine y a la televisión.

1986:
Enferma de cáncer. El 26 de abril se casa con María Kodama.

1986:
Fallece el 14 de junio a los 86 años víctima de un cáncer hepático y un enfisema pulmonar.

[/doap_box]

Parte de las honras al escritor, está Google, el navegador estrella de Internet, le rinde homenaje con un doodle, el logo especial que coloca en su página de portada, en el que se ve una imagen del escritor argentino de espaldas, observando su inmenso mundo narrativo.

Un sueño laberíntico que invita a los internautas a viajar por ese mundo fantástico del autor de El Aleph poblado de símbolos, como la biblioteca, los espejos, las escaleras, el juego del doble y los signos.

Una imagen en color del mítico autor argentino que es todo un cuento para recordar a uno de los escritores más importantes del siglo XX, un clásico que miró hacia el futuro, como ya lo dejó escrito en El libro de arena , y que indagó en el mundo de los sueños.

El pasado 14 de junio se cumplieron los 25 años de la muerte del escritor, que ocurrió en Ginebra en 1986. La efeméride se celebró con proyecciones, charlas y coloquios en España y en América y con la instalación de un laberinto en la isla de San Giorgio, en Venecia, ciudad que amó el autor de Ficciones .

INAUGURAN ESCULTURA

Una imponente escultura representada por la corteza de un árbol rodeada de libros fue inaugurada en Buenos Aires en homenaje a Jorge Luis Borges. La escultura El libro de la vida se desarrolló durante un acto en la Casa de la Cultura porteña, al que acudió la viuda de Borges, María Kodama, y el autor de la obra, Raúl Farco.

La escultura representa un árbol de corteza metálica de 6.5 metros de altura y se complementa con 25 libros de piedra grabados con frases del escritor, que representan los años que han pasado desde la muerte del autor de El Aleph .

La escultura del árbol “permite dialogar los tiempos de su vida natural con los tiempos perennes de los libros. Además, la lectura de Borges es para Buenos Aires parte esencial de lo que respiramos como porteños cotidianamente”, aseguró el ministro de Cultura, Hernán Lombardi.

Con motivo del aniversario del nacimiento del autor se desarrollan Jornadas Internacionales Borges Lector, con el fin de abordar los hábitos y preferencias de lectura del literato durante tres días de actividades culturales.

El programa se desarrollará en la Biblioteca Nacional que Borges dirigió durante 18 años, e incluirá una muestra de unos 500 volúmenes de su colección personal donada a dicho centro, con sus marcas y anotaciones.

MICK JAGGER SE LE ARRODILLÓ

De Jorge Luis Borges, seguramente no han de faltar anécdotas. Una de ellas, revelada por su mujer, María Kodama, en declaraciones radiales, cuenta la historia de un encuentro con el líder de una de las bandas de rock más emblemática de la historia Mick Jagger, de Rolling Stones.

[imported_image_79221]

Estaban en un hotel de Madrid, mientras esperaba para cenar y un hombre extraño se acercó desde lejos. Cuando estaba lo suficientemente cerca, se arrodilló frente al escritor y le dijo: “Maestro, yo lo admiro”. El argentino, atónito, le preguntó quién era, a lo que el músico contestó: “Soy Mick Jagger”.

Pero la sorpresa sería mayor para el cantante cuando el narrador decidió hacerle una última pregunta: “¿Sos uno de los Rolling Stones?”, Jagger quedó sin aliento. Según Kodama, a su esposo le gustaba mucho la música que hacía el cantante británico, pero sentía mucha más afinidad por Pink Floyd. “Para su cumpleaños poníamos The Wall porque decía que lo llenaba de energía“, contó.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: