El dibujante de versos

Hurgar en la historia del poeta es encontrar en sus líneas, formas y signos una pasión por el dibujo que conlleva su afán por los temas nacionales que se nutren en su dibujo por las culturas helénicas, la mesoamericana, lo popular y lo artístico.

Ensayista, crítico de arte dramaturgo e ideólogo, encontró en el dibujo una línea de expresión en sus tapices que ilustra uno de sus poemas alusivo a la Navidad. LA PRENSA/Archivo.

 

Por Arnulfo Agüero

A Pablo Antonio Cuadra se le conoce más por su poesía y sus ensayos que por sus dibujos. En su vida transita el grabado, el dibujo, pintura, tapices, carboncillo e ilustraciones en las que se han recreado murales.

Hurgar en la historia del poeta es encontrar en sus líneas, formas y signos una pasión por el dibujo que conlleva su afán por los temas nacionales que se nutren en su dibujo por las culturas helénicas, la mesoamericana, lo popular y lo artístico.

Lo que sorprende en los trazos de PAC es que como en su tarea de dibujante enlazó la cultura mesoamericana, la mexicana, la maya, la náhuatl, la chorotega, la nicaragüense, la recreativa y la creativa.

[doap_box title=»Sus muestras» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

1982:
El 7 de noviembre el historiador Jorge Eduardo Arellano realiza el primer inventario de los dibujos de PAC. El poeta cumple sus 70 años.

1945:
Su primera exposición el 27 de septiembre fue presentada en Nuevos Horizontes.

1959:
Publica su libro de poemas El jaguar y la luna, una edición ilustrada con sus dibujos en la Editorial Artes Gráficas, Managua.

1967:
Su espíritu de crítica social se percibe en títulos como En el hogar burgués ha entrado un ángel, publicado en La Prensa Literaria del 24 de septiembre.

1969:
Su segunda exposición vanguardista, de crítica social y de fuerte sentido nacionalista, fue organizada por el Departamento de Cultura de la UCA, en enero de ese año.

2002:
Homenaje a PAC con tapices, cerámica y joyas en sus 88 años. 129 obras de tapices, cerámicas y joyas se exhiben reproduciendo los diseños de PAC en una sola exposición.

Se lleva a cabo uno de sus dibujos a mural en la Universidad Católica, el año de su muerte.

2007:
La escultora Judith Fernández realiza una exposición de sus esculturas y recrea los dibujos de PAC con los versos del poeta. Obras de vistosos colores redondas, rectangulares y cuadradas con formas indigenistas y realizadas en su mayoría en barro.

[/doap_box]

EL JAGUAR Y LA LUNA

Antes de Cuadra no existía pintor alguno o dibujante que haya dejado un legado del dibujo precolombino, él lo hace en su libro El jaguar y la luna aparecido en 1959. Esta visión en el dibujo recrea lo indigenista que ha sido retomado por dibujantes y pintores de las nuevas generaciones.

Este libro de dibujos también ilustra sus poemas, una edición antológica de Poemas con un crepúsculo a cuestas , y Epigramas . En 1998, el Instituto Nicaragüense de Cultura y bajo el cuidado de Julio Valle-Castillo saca otra edición, de la primera versión con ilustraciones en blanco y negro.

LOS TAPICES

Estos dibujos fueron llevados en los años noventa a la recreación de tapices en hilados de lana por Argentina Cuadra, exhibidos en el Museo Nacional de Costa Rica, Teatro Nacional Rubén Darío, en Granada y en Miami. También fueron llevados a la cerámica por José Ortiz y a la filigrana en oro, por el joyero Carlos Garzón.

Uno de los primeros bocetos de los tapices de clara composición cubista simplificada lo realizó en 1945, sobre el tema de la historia de Rafaela Herrera. Su civismo nacional también es reflejado en sus diseños Reloj del campo o El canto del tiempo, en dos versiones, el segundo titulado Mural del refranero , también diseñó otros murales históricos, el Mural del descubrimiento y el Mural de la cerámica .

Poemas gráficos

Sus primeras publicaciones figurativas costumbristas las llevó al diario el Correo en los años 30. Uno de esos dibujos alude a la danza Los diablitos . Dio a conocer sus poemas gráficos Caligramas , como Caballito de bamba . Otros de sus bocetos fueron publicados junto a las minixilografías de Joaquín Zavala Urtecho, en Los Cuadernos del Taller San Lucas.

En los años cuarenta se le relacionó con pintores como RAMEN (Rafael Mejía Martí), Enrique Fernández Morales, Samuel Barreto. Pero quienes llevan a sus obras el tema precolombino y de lo nacional como El Güegüense fueron pintores como Leoncio Sáenz, Alejandro Aróstegui, Luis Urbina y Carlos Montenegro.

EN LA PINTURA

Entre sus obras destacan en óleo Tapia, Nocturno, Camino, Primer aguacero, Memoria infantil del cartel . En tempera están El milagro de América . En acuarela, La muerte del caballo, Momotombo, Momotombito, La miseria, Poverella o Jacapone, Biografía del centauro, Apunte folklórico de la yegüita . Y un boceto al carboncillo del Sagrado Corazón de Jesús, luz del pobre . Estos temas eran costumbristas, religiosos y paisajistas. Esto siguiendo la tradición temática de los primeros pintores nicaragüenses.

También está Cabeza de la muerte con sombrero de marino, yanquis y sandinistas . Años después publicó sus dibujos a colores, de figuras zoomorfa o de aves como sapo indio, la lora o abstractas.

Oda al viento de septiembre  ilustra  uno de los títulos de sus poemas.LA PRENSA /Cortesía.
288x318_1314750821_310811culturapac,photo04

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: