Hijos de Gadafi divididos sobre próximos pasos

Uno de los hijos de Muamar Gadafi, Saif al Islam, llamó ayer a los libios a resistir, mientras su hermano Saadi dijo estar dispuesto a rendirse.

Los rebeldes creen que Muamar Gadafi está en Libia y ayer estimaron que tienen “derecho a matarlo” si no se rinde. Un diario argelino informó que el coronel libio solicitó entrar a Argelia pero su petición fue negada. LA PRENSA/AFP/FRANCISCO LEONG

TRÍPOLI/AFP

[doap_box title=»Reunión de países amigos» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Unas sesenta delegaciones se reúnen hoy en París en la conferencia de “amigos de Libia“, por iniciativa de Francia, para acompañar a los rebeldes hacia una transición a la democracia en el país petrolero.

La Unión Europea podría levantar el viernes una parte de las sanciones contra las empresas petroleras y los puertos libios.

[/doap_box]

Uno de los hijos de Muamar Gadafi, Saif al Islam, llamó ayer a los libios a resistir, mientras su hermano Saadi dijo estar dispuesto a rendirse.

“(…) La resistencia continúa y la victoria está cerca”, expresó Saif, en un mensaje sonoro a través del canal de televisión Arrai, en Damasco. “Cada libio es Muamar Gadafi, cada libio es Saif al Islam (…) Combatan a todo enemigo dondequiera que lo encuentren”, manifestó, y advirtió a los rebeldes que hay “20,000 hombres armados” esperando por ellos si intentan entrar a Sirte, bastión del régimen.

El vicepresidente del Consejo Nacional de Transición rebelde, Abdel Hafiz Ghoga, señaló que Saif “vive en un sueño”.

REBELDES “HERMANOS”

Por su parte, su hermano Saadi calificó de “hermanos” a los rebeldes y afirmó estar dispuesto a rendirse para “detener el derramamiento de sangre”, en declaraciones al canal de televisión Al Arabiya. El vicepresidente militar de los rebeldes, Mehdi Harati, consideró que Saadi “está dudando” en rendirse. Pero si lo hace “garantizaremos su seguridad”, subrayó.

Por su parte, los rebeldes anunciaron que detuvieron al ministro de Relaciones Exteriores de Gadafi, Abdelati al Obeidi, en un suburbio al oeste de Trípoli. Además capturaron a Nagi Ahrir, un alto responsable allegado al primer círculo del exlíder libio, de quien esperan los oriente para dar con Gadafi.

La OTAN, que apoyó activamente a los rebeldes, podría seguir aplicando el embargo sobre las armas y vigilando el espacio aéreo, incluso con la guerra terminada, según responsables. Su misión termina en principio a fines de septiembre.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: