De la mano de Don Quijote

Yomi Amador asegura que existen problemas potenciales en la lectura, que se extiende aún a los mismos docentes de lengua y literatura. En el caso de El Quijote este problema es aún mayor, dado lo voluminoso del texto. Esta inquietud la llevó a plasmar en el lienzo algunos capítulos de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha.

Escena del capítulo XI: La extraña aventura del Quijote con la carreta de las Cortes de la Muerte.

 

Por Arnulfo Agüero

Yomi Amador asegura que existen problemas potenciales en la lectura, que se extiende aún a los mismos docentes de lengua y literatura. En el caso de El Quijote este problema es aún mayor, dado lo voluminoso del texto. Esta inquietud la llevó a plasmar en el lienzo algunos capítulos de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha.

Así la artista comenzó gradualmente a pintar parte de ese gran imaginario que preservara algunas composiciones que ilustran parte de los pasajes cervantinos y de esta manera estimular el hábito por la lectura.

Recuerda que cuando comenzó a leer la novela de ingenio, amor y humor, la cautivó, por su historia y el ambiente de la España barroca.

Agrega que algo tiene que ver con su vida pasada, porque se ha dedicado a tratar de reconstruir y revivir estos episodios.

Estas ideas, sentimientos y pasión la han llevado a enfrascarse en la lectura a profundidad, capítulo a capítulo, en búsqueda de elementos visuales para plasmarlo en la tela al óleo.

[doap_box title=»CAMINO EN EL ARTE» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

En México inicia por las intrincadas veredas del arte. Recibe talleres de diseño y publicidad educativa en la escuela taller SETEJ de México.

Promueve a la Costa Caribe realizando un arte mural escenográfico representando la cotidianidad regional, cultural, ambiente y costumbres.

Realiza algunas exposiciones de pintura con temas del medio ambiente, flora y fauna nacional en uno de los salones del antiguo hotel Intercontinental, en 1988.

El Instituto Cultural Rubén Darío, en Miami, la incorpora como su miembro el 6 de diciembre de 1990.

La Universidad Católica de Managua le otorga un reconocimiento el 21 de abril del 2007 por su tema La ilustración del Quijote como recurso didáctico.

Colabora con el proyecto Quijote Center en la Universidad Centroamericana (UCA).

[/doap_box]

Al sintetizar estas experiencias ve su labor como un diálogo imagen–texto, como lo refiere José Ortega y Gasset, en su libro Meditación del Quijote , valora la artista.

1314943342_020911 Literaria adelant,photo05

SUS DESEOS

Parte de sus metas es que los espectadores admiren y se introduzcan en las escenas de la novela apreciando con avidez, las escenas, personajes, ambiente, vestuario y diálogos de la época, como una primer entrada que invite a leer las historias entre los dos personajes principales Don Quijote y Sancho Panza.

La artista en sus composiciones se preocupa por las escenas que marcan las costumbres de sus protagonistas y su forma de vivir, estas son ilustradas con bastantes detalles.

EPISODIOS AL ÓLEO

Al pintar los capítulos de la novela, recrea el contexto histórico, hace el inventario de lo utilitario, colores y formas y le imprime características humanas a los animales.

Una de esas escenas es el hogar de Sancho Panza, la quema de libros en la biblioteca, los clérigos al lado del poder, el discurso de la edad dorada, el encuentro con los yanqueses, liberación de los galeotes, el manteado de Sancho, rompimiento de los odres de vino, la cacería con los duques, la burla, las aldeanas, la Dulcinea, la labradora tosca, vela de las armas, la búsqueda del amor ideal, la autoridad del Quijote en su primer empresa, Sancho Panza y Don Quijote, el rocinante soñador, arremetiendo contra los molinos de viento.

Sostiene que trabajar estos temas ha sido un acto de irreverencia, pero es su aventura, creando obras de un regionalismo literario imaginario nutrido de las experiencias plásticas de otros pintores, grabadores y dibujantes del tema.

Como artista sus experiencias artísticas sobre el Quijote parten de sus recorridos en talleres de artistas, museos y estudios, entre ellos José Luis Cuevas, pintor mexicano.

Parte de su labor es seguir la ruta de otros grandes que han perennizado las historias del gran hidalgo, como Salvador Dalí, Honoré Daumier y José Moreno Carbonero. En su caso, afirma, será con fines didácticos. En el futuro planea realizar un catálogo que guíe la lectura.

17 años de pinturas con humor quijotesco

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: