Vive en la herida

Bien caiga todo por su pesoo se eleve de igual formapor su vacío, lo que restó en pieno entonó réquiem de suerte.

Bien caiga todo por su pesoo se eleve de igual formapor su vacío, lo que restó en pieno entonó réquiem de suerte.

Fue lo que la tempestad al rocío y la tormenta al silbido laural.Como todo pasado está dadoa retornar, y más horrible:el pico del águila se desafilay por ello al hendirnos dolerá más.

Nada se olvida.

Las nuevas promesas son adeptosde heridas que se tapan con heridas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: