200 familias viven en cauce

Las piedras “amarradas” con una malla metálica que están sirviendo de muro para evitar el derrumbe del cauce también es la única pared de la vivienda forrada de plástico negro en la que vive Anielka Flores, su esposo y sus tres hijos.

Por Anne Pérez Rivera

[doap_box title=»Quieren salir de ahí» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

A lagunas familias ubicadas en la zona de alto riesgo del cauce 18 de Mayo aseguran que compraron el solar a precios que van desde 4,000 a 8,000 córdobas. Otros admiten que se fueron a “asomar” y vieron el espacio vacío que luego empezaron a ocupar. No obstante, en lo que todos coinciden es que no quieren vivir ahí.

“Aquí tenemos necesidades. Nos quedamos incomunicados si llueve, está el riesgo de los derrumbes y el plástico de nuestras casas ya está podrido, el plywood del techo pasa toda el agua y necesitamos ayuda”, cuenta Dimara Cáceres, quien vive en la zona alta del 18 de Mayo desde hace casi tres años. Ahí, en el mismo solar, hay tres familias con 8 adultos y 10 niños.

Donaldo Jiménez asegura que 24 casas en esa zona se inundaron con las lluvias recientes.

[/doap_box]

Las piedras “amarradas” con una malla metálica que están sirviendo de muro para evitar el derrumbe del cauce también es la única pared de la vivienda forrada de plástico negro en la que vive Anielka Flores, su esposo y sus tres hijos.

“No tenemos donde vivir y por eso estamos aquí desde hace seis meses”, cuenta la madre de 21 años, miembro de una de las casi 200 familias que viven en las orillas y al interior del cauce 18 de Mayo en el Distrito V de Managua.

Según las autoridades municipales, el 18 de Mayo es un problema de vieja data.

“Hace dos años reubicamos a 90 familias que estaban asentadas en la zona de mayor riesgo del cauce 18 de Mayo, pero por pobreza y necesidad, pues las familias regresaron a la zona de riesgo y ahí tenemos a 190 familias. Esto hace que la vulnerabilidad en el Distrito V sea bastante alta y que siempre reportemos la mayor cantidad de barrios y familias afectadas por las lluvias”, explicó el delegado municipal del Distrito V, John Matamoros.

En el reporte municipal de las lluvias a finales de la semana pasada, el Distrito V reportó 11 barrios con anegaciones y a casi 500 personas afectadas.

“La mayor cantidad de daños por las lluvias se reportan desde el Distrito V porque está sobre la ruta de la subcuenca sur del Lago de Managua. Es la parte más alta después de El Crucero, Ticuantepe y Nindirí, por lo tanto tiene mayor cantidad de cauces y daños geológicos que se complican porque hay mucha gente viviendo en cauces”, dijo Matamoros, quien coordinó el cabildo municipal en el Distrito V el lunes pasado.

De acuerdo a las cifras municipales, el 18 de Mayo es el cauce más largo en esa zona. Pero los 78 barrios del Distrito V son cruzados por 43 kilómetros de cauces y son el escenario de seis micropresas que sirven para retener agua pluvial. En el 18 de Mayo, varias familias se asentaron desde hace menos de un año.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: