200 familias viven en cauce

Las piedras “amarradas” con una malla metálica que están sirviendo de muro para evitar el derrumbe del cauce también es la única pared de la vivienda forrada de plástico negro en la que vive Anielka Flores, su esposo y sus tres hijos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: