“Ante nuevas amenazas el ejército estadounidense debe reinventarse”

El ejército de Estados Unidos no continuará luchando en el futuro contra columnas de tanques en guerras convencionales, sino que tiene que prepararse para las amenazas del armamento de alta tecnología, según dijo hoy el Secretario de Defensa, Leon Panetta.

Leon Panetta. LA PRENSA/AP/ Jacquelyn Martin

WASHINGTON/AFP

El ejército de Estados Unidos no continuará luchando en el futuro contra columnas de tanques en guerras convencionales, sino que tiene que prepararse para las amenazas del armamento de alta tecnología, según dijo hoy el Secretario de Defensa, Leon Panetta.

Con el trasfondo de presiones presupuestarias que incitan al recorte de gastos en el Pentágono, Panetta retó a la generación «curtida en combate» de oficiales que han luchado durante la pasada década en Irak y Afganistán para que piensen en nuevas ideas con el objetivo de poder luchar contra un amplio rango de adversarios potenciales, incluyendo los grupos militantes.

Refiriéndose a la primera Guerra del Golfo en 1991, Panetta dijo que «la realidad es que no hay muchos países que fabriquen tanques, por lo que no es probable que debamos coducir una nueva Tormenta del Desierto en el futuro».

«En lugar de ello, veo que tanto los actores estatales como no estatales se están armando con material de alta tecnología, que es más fácil de comprar y operar, armas que cuestionan nuestra tradicional ventaja y libertad de movimiento», dijo Panetta ante una audiencia compuesta en su mayoría por oficiales retirados.

El Secretario de Defensa describió lo que los analistas y especialistas militares llaman una «amenaza híbrida» que combina enfrentamientos convencionales e irregulares, como los de la guerra de 2006 entre las fuerzas de Israel y Hezbollah, que es frecuentemente citada como el ejemplo más gráfico del cambio operado en el escenario militar.

En aquel conflicto, los efectivos de Hezbollah utilizaron armas de alta precisión teledirigidas mientras avanzaban en pequeñas unidades similares a las guerrillas.

Han aparecido nuevos modelos de misiles, lanzables desde un hombro, y otras armas, incluidos los drones, más fáciles de utilizar, más baratas y también potencialmente más peligrosas para el ejército estadounidense, según dicen los analistas.

El ejército de Estados Unidos se entrenó durante décadas para luchar en guerras en extensos territorios que requerían de numerosos tanques. Sin embargo, en los conflictos de IraK y Afganistán tuvo que cambiar para abrazar una estrategia de contra insurgencia.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: