Clases apiñadas

Grethel Betancourt, de 16 años, debe viajar desde el Memorial Sandino hasta el Instituto Nicaragüense de Deporte (IND) para recibir clases en las aulas “incómodas” que improvisó el Ministerio de Educación mientras rehabilitan el edificio del instituto Rigoberto López Pérez, en Managua.

Grethel Betancourt, de 16 años, debe viajar desde el Memorial Sandino hasta el Instituto Nicaragüense de Deporte (IND) para recibir clases en las aulas “incómodas” que improvisó el Ministerio de Educación mientras rehabilitan el edificio del instituto Rigoberto López Pérez, en Managua. Los casi 2,000 estudiantes de este centro educativo estrenarán colegio en octubre del próximo año.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: