¡Acelera tu metabolismo!

Uno de los problemas de la población en materia de salud es la obesidad y el sobrepeso. Estas enfermedades metabólicas junto con otras como la hipertensión arterial, problemas cardíacos, problemas de colesterol, diabetes y algunos tipos de cáncer están relacionadas con un metabolismo lento.

Uno de los problemas de la población en materia de salud es la obesidad y el sobrepeso. Estas enfermedades metabólicas junto con otras como la hipertensión arterial, problemas cardíacos, problemas de colesterol, diabetes y algunos tipos de cáncer están relacionadas con un metabolismo lento.

“El metabolismo es un desequilibrio entre la ingesta de energía o calorías que aportamos con nuestra alimentación y el gasto calórico. Nuestro organismo debe mantenerse en equilibrio energético para mantener estable nuestro peso y evitar el cúmulo de grasa abdominal, que nos llevará a concebir estas enfermedades metabólicas con alta presencia en nuestro país”, asegura la doctora María Luz André, médico nutricionista y máster en Medicina Estética y Homeopatía.

Ella agrega que un metabolismo lento o un desequilibrio en nuestro metabolismo hace que los excesos se acumulen en nuestro organismo, mientras que un organismo en equilibrio metabólico los elimina.

Estos excesos de tóxicos en nuestro organismo son la causa de la mayoría de nuestros malestares: cansancio, insomnio, digestiones pesadas, estreñimiento, gastritis, dolores de espalda y de cabeza, y cambios en nuestro estado de ánimo.

“Los malos hábitos de vida, entre ellos el más importante, la falta de ejercicio; los malos hábitos dietéticos, entre ellos el no desayunar y no respetar los horarios de comida, y el estrés en el que vivimos y al que sometemos a nuestro organismo sin darle descanso, son responsables de nuestro metabolismo lento”, afirma la especialista de la Clínica Tulipanes Spa.

La experta recomienda que lo primero que debemos hacer es echar un vistazo a los alimentos que ingerimos, a la dieta que llevamos y en particular a las calorías, ya que nuestro peso es el resultado de la diferencia entre las calorías que ingerimos y las que quemamos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: