Cadur no desiste de subsidio

La Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur) prepara su contrapropuesta dirigida a convencer al Gobierno para mantener el subsidio estatal a 40 proyectos de viviendas de interés social, que podrían salir del beneficio por el incremento de precios que han sufrido.

Los urbanizadores sostendrán reunión con Invur la próxima semana. LA PRENSA/ARCHIVO

Lucia Navas

La Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (Cadur) prepara su contrapropuesta dirigida a convencer al Gobierno para mantener el subsidio estatal a 40 proyectos de viviendas de interés social, que podrían salir del beneficio por el incremento de precios que han sufrido.

Alberto Atha, presidente de Cadur, dice que buscan acordar una alianza con el Gobierno central y alcaldías para promover la construcción y venta de viviendas valoradas entre 10,000 y 15,000 dólares.

“El sector privado solo no puede. Debe haber alianzas que garanticen que podamos construir a precios más baratos, por ejemplo en el valor de los terrenos”, dice Atha.

El Gobierno rechazó elevar de 20,000 a 26,500 dólares la casa subsidiada. Pero Cadur intentará demostrar que no responde al incremento de los márgenes de ganancias, sino por el encarecimiento de los materiales de construcción.

Un tercer elemento será que se mantenga el incentivo de la oferta de casas cuyo valor supere los 30,000 dólares.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: