Un martes clave

En víspera de las primarias de hoy en Florida, Mitt Romney decidió apostar ayer por la baza de los valores familiares para terminar de conquistar a los hispanos, por lo que en las últimas horas se ha visto más rodeado de su familia.

   
Miami, EFE/AFP   

[doap_box title=»Estado importante» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Florida es el primer gran Estado en el que se celebran primarias, hay 50 delegados en juego y el voto latino será decisivo.

Si Mitt Romney gana hoy se hará con 81 delegados y acumulará dos victorias, lo que incluso le podría garantizar una fuerte inyección de fondos por parte de donantes que estaban a la espera de que se definiera más cuál podría ser el candidato que se bata con Obama en las elecciones de noviembre.
El 3 de enero se realizó un “caucus” en Iowa, en el que ganó el aspirante Rick Santorum. El 10 de enero se celebraron las primarias en New Hampshire, en las que triunfó Mitt Romney, y el 21 de enero se realizaron las primarias en Carolina del Sur, ganadas por Gingrich.
Hasta hoy, Gingrich tiene garantizados 26 delegados, de los 1,144 que se necesitan para ser designado candidato presidencial.

El Tea Party Patriots, la mayor agrupación de organizaciones del movimiento ultraconservador Tea Party, anunció ayer que Gingrich lidera las encuestas entre sus miembros. Esto se suma a importantes adhesiones como la del exaspirante Herman Cain, el gobernador de Texas, Rick Perry, y Sarah Palin.

[/doap_box]

En víspera de las primarias de hoy en Florida, Mitt Romney decidió apostar ayer por la baza de los valores familiares para terminar de conquistar a los hispanos, por lo que en las últimas horas se ha visto más rodeado de su familia.   

“Me parece un candidato ideal. Me gusta mucho que defienda los valores familiares”, explicó ayer la cubana Adelia Torres, residente en Florida desde hace 23 años.   

 Ayer, Romney también siguió sus críticas a Newt Gingrich, al que acusa de hacer lobby por la hipotecaria Freddie Mac y ridiculiza por prometer la creación de una base permanente en la Luna.   

Gingrich también criticó a Romney por cuestiones variadas como dedicar demasiado dinero a su campaña en Florida, e insistió en que los republicanos necesitan a un “verdadero conservador” para hacer frente a Barack Obama.   

“No necesitamos a alguien que pueda hablar bien. Puede que diga cosas con las que estamos de acuerdo, pero no tiene la experiencia de ser un líder efectivo”, dijo, tras prometer que no abandonará aunque pierda mañana.   

 CRÍTICAS A PROPUESTAS  
   
En las elecciones de hoy el voto latino es decisivo. Los dos candidatos con más opciones han prometido mano dura con los hermanos Castro en Cuba, y han hecho alusiones a cómo reducir el número de inmigrantes en situación irregular y cómo aumentar el empleo en un Estado donde el desempleo afecta al 10 por ciento de la población.   

 El equipo de campaña de Obama consideró ayer que las propuestas de los precandidatos presidenciales republicanos en EE. UU. ahuyentan a los votantes hispanos, puesto que en temas como inmigración, empleo y salud están “del lado equivocado” sobre lo que le importa a esa comunidad.   

Ayer, el grupo Somos Republicanos, que apoya a Gingrich, defendió su postura al asegurar que persiguen los mismos valores que los latinoamericanos, y aseguraron que ser hispanos y republicanos no es malo ni extraño.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: