Mejora tu estilo: combina la corbata

La monocromía es una combinación muy segura; pero si prefieres la originalidad, juega con los contrastes entre traje y corbata.

La monocromía es una combinación muy segura; pero si prefieres la originalidad, juega con los contrastes entre traje y corbata. Por ejemplo, una corbata gris con un traje azul marino o una corbata verde manzana con un traje azul marino, o una corbata fucsia con traje gris.

La corbata realza el uso de la camisa y destaca la verticalidad del cuerpo, añade estilo, elegancia, color y textura a la camisa, todo esto a pesar de que les parezca una pesadilla tener que llevarla a la oficina o para determinados eventos. Recuerda: los nudos de las corbatas deben estar siempre ajustados al cuello, de forma que no se vea el botón superior de la camisa, que debe ir abrochado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: