Nicaragua debe cumplir con HIPC

El nuevo modelo de cooperación que aspira lograr el Gobierno con la comunidad donante deberá ser diseñado de tal manera que no afecte las condiciones de endeudamiento a las cuales se está sujeto por ser una nación bajo la Iniciativa de Países Pobres Altamente Endeudados (HIPC).

Por: Lucía Navas

[doap_box title=»El ritmo de la deuda» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

4,073 millones de dólares asciende la deuda externa pública actual de Nicaragua.

4,527 millones de dólares era la deuda externa pública en 2006. Funides señala que desde 2008 la deuda externa creció en más de 20 puntos porcentuales del PIB debido al fuerte aumento en la deuda privada con Venezuela.

[/doap_box]

El nuevo modelo de cooperación que aspira lograr el Gobierno con la comunidad donante deberá ser diseñado de tal manera que no afecte las condiciones de endeudamiento a las cuales se está sujeto por ser una nación bajo la Iniciativa de Países Pobres Altamente Endeudados (HIPC).

La aclaración la dio el presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Antenor Rosales. Afirmó a LA PRENSA que los recursos de donaciones y préstamos que se obtienen necesariamente deben cumplir la política de garantizar “la sostenibilidad de la deuda” pública.

Recientemente el vicecanciller Valdrack Jaentschke afirmó que el ingreso per cápita de los nicaragüenses supera los mil dólares anuales y por ello el país puede ser clasificado como de renta media baja, condición que permitirá acceder a fondos de inversión y no tanto de alivio a la pobreza.

Rosales dijo que la nueva clasificación “no implica que la iniciativa (HIPC) termine, porque es en virtud de esa iniciativa que nosotros podemos acceder a recursos concesionales que permiten tener una inversión capaz de no alterar esa senda de la sostenibilidad de nuestra deuda”. Además que depende de lograr avanzar en el perdón de la deuda el seguir siendo HIPC.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: