El paréntesis de Gutenberg

En 1440 Gutenberg crea la imprenta y cambia el mundo drásticamente. Los textos comenzaron a ser más accesibles, lo que facilitó la ampliación de la escolarización, los mercados editoriales, la expansión del capitalismo, entre otras cosas.

En 1440 Gutenberg crea la imprenta y cambia el mundo drásticamente. Los textos comenzaron a ser más accesibles, lo que facilitó la ampliación de la escolarización, los mercados editoriales, la expansión del capitalismo, entre otras cosas.

En el período 1500-2000 el libro es producido en masa, es sinónimo de relevancia cultural y conocimiento, y esos 500 años es lo que se designa como el “Paréntesis de Gutenberg”.

En abril del 2011 Thomas Pettitt, de la University of Southern Denmark, expuso sobre The Gutenberg Parenthesis: Oral Tradition and Digital Technologies y puso en jaque a los estudiosos de la era digital: El paréntesis de Gutenberg.

Y es que a partir del año 2000 las cosas cambiaron muchísimo, y más aún con el creciente fenómeno de Internet, lo 2.0 y las licencias de Creative Commons, que “atentan” contra todo ese mundo prehistórico heredado.

Bajo este contexto aparece la teoría del “Paréntesis de Gutenberg” la cual postula que, en realidad, el período de la imprenta es un paréntesis entre la primera oralidad (es decir, preimprenta) y la segunda oralidad, o sea el actual periodo de la predominancia de Internet.

La idea de «El Paréntesis» lleva un tiempo circulando en ámbitos académicos y en resumen sostiene que la emergente cultura digital está retornando a ciertas prácticas y dinámicas culturales, propias de las sociedades previas a la existencia de la imprenta. Lo desafiante de la idea es que implica un “retroceso” de ciertos valores sólidamente arraigados durante cinco siglos de libros impresos.

¿El uso de las tecnologías digitales está propiciando un retorno a la oralidad? Es que los últimos 500 años de dominio del texto impreso han sido una especie de paréntesis en la historia del mundo oral. Según esta idea, Internet y las tecnologías digitales estarían llevando a una sociedad en la que nuevamente prevalecerá la comunicación oral.

Actualmente estaríamos por entrar a una etapa de neo oralidad, en la que el conocimiento ya no se encuentra solo en los libros, sino que es accesible a través de la red. La preocupación es por la desaparición de la cultura letrada, si el libro impreso sirvió para promover un pensamiento creativo y profundo, mientras que Internet favorecería la lectura rápida de una gran cantidad de fuentes.

Indudablemente para quienes no somos nativos digitales la lectura en soportes distintos al texto impreso resulta difícil, sin embargo las tecnologías digitales ofrecen múltiples posibilidades para acceder al conocimiento, que hace apenas unos cuantos años ni siquiera imaginábamos. Un ejemplo de ello son las bibliotecas virtuales, que ponen a nuestro alcance la riqueza del pensamiento universal en una forma más accesible.

En el siglo XXI podemos decir que el libro aún siendo un medio de cultura y conocimiento, la información que se transmite al día y los cambios que se producen en el mundo hacen que el contenido del libro sea obsoleto y menos utilizado. En el mundo nos encontramos con mil millones de computadoras, dispositivos móviles con conexión a Internet que nos permiten estar al día con todo tipo de información, consultas e incluso capacitarnos vía internet.

Los medios digitales nos dejan tener en nuestra computadora no solo una formadora de textos y una imprenta, sino que nos dan acceso a un canal de distribución mundial de manera inmediata, a un costo prácticamente nulo y directo a los lectores sin necesidad de intermediarios. Lo mejor es que nuestros textos no se quedan estáticos, sino que pueden ser modificados y comentados en cualquier momento una vez que estén en línea.

El autor es rector de la Universidad de Ciencias Comerciales (UCC)

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: