Llegada de lluvia tardía

Quienes piensan que la época lluviosa del año ya inició podrían estar ante un espejismo. Las lluvias que se están presentando desde la Semana Santa no pertenecen a la temporada húmeda y podrían desaparecer en cualquier momento o bien podrían mantenerse.

El Ineter espera déficit ligeros en el Pacífico, Centro y Norte, aunque algo más de lo normal en las regiones del Caribe nicaragüense. LA PRENSA/ ARCHIVO

Por Wilder Pérez R.

[doap_box title=»Esperan una canícula moderada» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Sobre la canícula o veranillo, el período seco en medio de la época lluviosa del año, Gutiérrez mencionó que podría ser “moderada”, ya que se espera que las precipitaciones estén ligeramente por debajo de lo normal.

Lo que todavía no se sabe es si se presentará del 15 de julio al 15 de agosto, como suele ocurrir, o si se retrasará como en los últimos dos años.

Es posible que Centroamérica y México oficialicen esta mañana sus previsiones de lluvias para los próximos tres meses.

[/doap_box]

Quienes piensan que la época lluviosa del año ya inició podrían estar ante un espejismo. Las lluvias que se están presentando desde la Semana Santa no pertenecen a la temporada húmeda y podrían desaparecer en cualquier momento o bien podrían mantenerse.

Esto se desprende de la exposición que hizo el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) en el Foro Climático Regional, que se desarrolla esta semana en Managua.

“Existen altas probabilidades de lluvias bastante intensas, pero esto no es realmente el período lluvioso”, expresó Mariano Gutiérrez, director técnico de Meteorología del Ineter.

Los meteorólogos de Nicaragua ya han advertido que las lluvias obedecen en parte al período de transición de la época seca a la húmeda del año, pero podrían hacer una pausa antes de la verdadera entrada de la temporada. Lo que ayer expuso la representación nicaragüense se basó en la frecuencia de las precipitaciones.

Gutiérrez dijo que las lluvias no tendrán una “distribución regular” hasta después del 20 de mayo.

Esto significa que no lloverá de manera uniforme y frecuente hasta dentro de un mes, lo que a su vez se traduce en una entrada tardía de la época húmeda, tal como ocurrió en los dos años anteriores.

A pesar de que esta información todavía no es oficial, los expertos en meteorología que participan en el foro creen que pocas cosas cambiarán, a excepción de los datos en algunas líneas fronterizas.

En otras palabras, los agricultores deben retomar la experiencia del año pasado, cuando el Ineter les advirtió no sembrar antes de tiempo, y quienes lo hicieron tuvieron resultados satisfactorios.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: