Nicaragua pide solución equitativa

Nicaragua pidió ayer a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que declare que la soberanía del archipiélago San Andrés recae sobre Managua y que los jueces busquen una solución “equitativa” en el reparto de las zonas económicas fronterizas con Colombia situadas a 200 millas desde la costa.

Los integrantes de la defensa de Nicaragua en La Haya, que defienden los intereses patrios ante las pretensiones de Colombia. LA PRENSA/EFE

LA HAYA/EFE

[doap_box title=»Juicio atrasado» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

  • A la apertura de las audiencias se ha retrasado por la petición de los países vecinos, Honduras y Costa Rica, a la Corte Internacional de participar en la tramitación de lo contencioso porque consideraban que su fallo podría afectar a sus intereses. Sin embargo, en mayo del 2011 los jueces rechazaron las solicitudes de intervención de los dos países.

[/doap_box]

Nicaragua pidió ayer a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que declare que la soberanía del archipiélago San Andrés recae sobre Managua y que los jueces busquen una solución “equitativa” en el reparto de las zonas económicas fronterizas con Colombia situadas a 200 millas desde la costa.

Así lo solicitó en sus conclusiones finales el miembro de la delegación de Managua, Carlos Argüello, quien pidió a los magistrados que “enderecen la justicia” a este respecto.

Esta postura contrasta con la de Colombia, que la semana pasada argumentó que “no hay necesidad de limitar las zonas marítimas” entre ambos países. Managua estima que Colombia tiene bajo su soberanía una zona de 200 millas que le corresponde a Nicaragua.

Ambos países se disputan su delimitación marítima y zonas de interés económico en el mar, lo que incluye la pugna por la soberanía del archipiélago San Andrés, que comprende los cayos de Roncador, Quitasueño, Serrana, Serranilla, Bajo Nuevo, Alburquerque, Cayos Este Sudeste y todas las áreas marítimas que le corresponden.

Colombia argumentó que la soberanía del archipiélago no puede ponerse en disputa porque el conflicto ya se resolvió en 1928 con la firma de tratado Bárcenas-Esguerra, que ratificó, según Bogotá, la soberanía colombiana sobre San Andrés.

Nicaragua defendió durante su primer turno de palabra la nulidad del tratado de 1928 sobre el dominio colombiano pasado de San Andrés, dado que el país se encontraba bajo ocupación de Estados Unidos.

La CIJ finaliza el próximo viernes, con la exposición de los argumentos finales de Colombia, las audiencias en este litigio, que Nicaragua elevó a la CIJ en el 2001.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: