FMI pide a Nicaragua disminuir la informalidad de su mercado laboral

El jefe de una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que se encuentra en Managua, Marcello Estevao, pidió hoy al Gobierno de Nicaragua disminuir la informalidad de su mercado laboral, que alcanza el 70 %, según cifras oficiales.

Gabriel Di Belk, representante FMI en Nicaragua, derecha y Marcello Estevao representante de la Mision del FMI. LA PRENSA/CARLOS HERRERA.

Managua /ACAN-EFE

 

El jefe de una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que se encuentra en Managua, Marcello Estevao, pidió hoy al Gobierno de Nicaragua disminuir la informalidad de su mercado laboral, que alcanza el 70 %, según cifras oficiales.

 

Con el Gobierno de Daniel Ortega «hablamos de los retos de la economía, de cómo se puede crecer, aumentar la productividad (y) cómo se puede disminuir la informalidad del mercado laboral», declaró a periodistas Estevao, un economista brasileño, que encabeza una misión del FMI que evalúa el estado de la economía y las finanzas de Nicaragua, con miras a firmar un nuevo acuerdo económico.

 

El empleo informal en Nicaragua, con bajos salarios, sin acceso a la seguridad social y que mantiene a ese segmento bajo el umbral de la pobreza, es del 70 %, de acuerdo con cifras oficiales y a economistas independientes.

 

En este país centroamericano existen un poco más de 2 millones de empleos, de los que más de 1,4 millones son informales, es decir que viven con menos de 1,88 dólares al día, según el economista independiente Adolfo Acevedo, que se basa en los resultados de la Encuesta Continua de Hogares del año 2010, divulgada por el Gobierno de Managua.

 

El delegado del organismo financiero internacional, quien ofreció esas declaraciones a periodistas tras un encuentro con representantes del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), dijo, además, que con las autoridades nicaragüenses abordarán sobre cómo mejorar las inversiones, la educación y reducción de la pobreza.

 

Asimismo, discutirán sobre los subsidios estatales, entre ellos el de la tarifa de electricidad, para que «los recursos sean utilizados bien» y que los beneficios lleguen a «las personas que necesitan una ayuda para pagar sus cuentas».

 

«La economía nicarag ense ha progresado mucho, es un momento bueno para hablar de cosas estructurales», apuntó.

 

El gobierno nicaragüense gestionó este año un préstamo de 26,1 millones de dólares con la iniciativa Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (Alba) para subsidiar la tarifa de electricidad a 670.000 clientes y establecer un alza del 9 % para otros 160.000, que estará vigente hasta junio próximo.

 

En tanto, el presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Alberto Guevara, reconoció hoy en el canal 13 de la televisión local que este país «no ha salido de la condición de pobreza» y es «altamente vulnerable al sector externo», por lo que necesita de un nuevo acuerdo económico con el FMI, al que consideró un «aliado estratégico».

 

El funcionario, sin embargo, dijo que han informado al directorio del FMI «que Nicaragua ya trabaja su propio programa económico y financiero para el período 2012-2016».

 

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, también declaró a periodistas que el sector privado considera «sumamente importante» que Nicaragua firme un programa económico con el FMI. 

 

El análisis que efectuará ese organismo financiero internacional hasta el próximo 11 de mayo en Managua es en cumplimiento al artículo 4 del convenio constitutivo de ese organismo, según las autoridades.

 

Estevao indicó que sostendrán encuentros con el Ejecutivo, el sector privado, sindicatos y con centros de pensamiento.

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: