Republicano Marco Rubio está bajo la lupa pública

El senador Marco Rubio, una figura ascendente del Partido Republicano en Estados Unidos y un posible candidato a vicepresidente en la boleta de Mitt Romney, enfrenta interrogantes sobre si potenciales debilidades en sus antecedentes personales y políticos obstaculizarían sus progresos a nivel nacional.

Marco Rubio (centro) ha criticado el gobierno “autocrático” de Ortega. LA PRENSA/ ARCHIVO/ J. FLORES

El senador Marco Rubio, una figura ascendente del Partido Republicano en Estados Unidos y un posible candidato a vicepresidente en la boleta de Mitt Romney, enfrenta interrogantes sobre si potenciales debilidades en sus antecedentes personales y políticos obstaculizarían sus progresos a nivel nacional.

El legislador de la Florida, de 40 años, tiene estrechos vínculos con su colega David Rivera, quien enfrenta una investigación federal por evasión impositiva. Una vez, también estuvo involucrado en una controversia por el uso de la tarjeta de crédito del partido estatal para sus gastos personales.

Desde que surgió al escenario político nacional ha enfrentado un creciente escrutinio personal. Hay datos conflictivos sobre la inmigración de sus padres desde Cuba y sus recientemente revelados vínculos con la religión mormona.

El efecto de todas esas facetas sobre su futuro político es tema de debate en los círculos republicanos en Washington, Florida y otras latitudes en momentos en que el senador cubano-estadounidense, con sólidas credenciales conservadoras, se esfuerza por trascender la política estatal y posiblemente proyectarse a nivel nacional.

“Marco Rubio es un gran astro en el Partido Republicano, en gran medida como lo fue Barack Obama en el Partido Demócrata entre su discurso durante la convención en el 2004 y su candidatura a presidente”, comentó Steve Schmidt, prominente asesor del senador republicano John McCain durante su campaña presidencial en el 2008. “Hay muchas ventajas cuando uno mira a Marco Rubio como posible candidato a vicepresidente, pero también hay interrogantes”, declaró.

Rubio suele ser mencionado por conocedores republicanos como un candidato atractivo para compañero de fórmula de Romney, en parte porque el partido necesita atraer votantes hispanos en estados decisivos como Nevada y Florida.

Aunque Rubio niega tener interés en esa posible candidatura este año, se esfuerza por permanecer en la mira nacional, con discursos y diversos proyectos de ley, y el mes próximo publicará unas memorias.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: