Álvaro López demostró que no es casualidad que va invicto en el Campeonato Nacional de Beisbol, al maniatar a Cuba durante 5.2 entradas. LA PRENSA/GERMÁN MIRANDA

Agigantado

Julio Juárez solo hizo el lanzamiento inaugural de la serie amistosa entre Cuba y Nicaragua, pero aparentemente fue suficiente para transmitirle a Álvaro López la presencia y dominio que lo acompañó hace 40 años cuando blanqueó a los isleños en el Estadio Nacional.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: