¡Así era ella!

Mitch Winehouse, un extaxista y aspirante a cantante, recuerda a su hija como una niña escribiendo en un cuaderno frases que luego se convirtieron en canciones y su orgullo cuando su talento para el canto se hizo evidente.

AP/VIDA

Mitch Winehouse, un extaxista y aspirante a cantante, recuerda a su hija como una niña escribiendo en un cuaderno frases que luego se convirtieron en canciones y su orgullo cuando su talento para el canto se hizo evidente. Pero la mayor parte del libro Amy, My Daughter , trata sobre su batalla contra el alcohol y las drogas. Winehouse también dice que su hija sufrió de pánico escénico a lo largo de su carrera. 

Se sometió a una cirugía para aumentarse los senos poco más de un año antes de su muerte y consideró hacerse cirugía plástica en la nariz.

Agrega que nunca pudo entender por qué se enamoró tan perdidamente de Fielder-Civil, un parásito de la industria musical.

Algunos amigos creen que a Winehouse llegó a disgustarle interpretar canciones de Back to Black, porque le recordaban a su exesposo y que esa era una de las razones por las que bebía tanto antes de actuar.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: