Los líderes de Saupuka, una comunidad miskita al este de Waspam, mantienen el reclamo sobre un territorio que está sobre el río Coco. LA PRENSA/ G. MIRANDA

“Si el río se mueve, se mueve la frontera”

Si el río es fronterizo, y su cauce se mueve, se mueve la línea divisoria. Así, puede ser que Nicaragua “por un lado pierda, y por otro gane”, territorio, según explica el experto en derecho internacional Manuel Madriz, respecto a lo que podría estar ocurriendo en el río Coco, en el tramo que es fronterizo con Honduras, y que en estos días es objeto de disputa entre una comunidad indígena nicaragüense y hondureños.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: