Rubén Darío

Poeta, periodista, escritor y diplomático nicaragüense, padre del modernismo. Murió el 6 de febrero de 1916.

1. Procedencia . Sus padres eran primos segundos. Su papá era aficionado al licor y las prostitutas.

2. Crianza. Fue criado por sus tíos abuelos, Bernarda Sarmiento y Félix Ramírez.

3. Orígenes de su seudónimo. Un tatarabuelo se llamó Darío y a sus hijos los apodaban “los Daríos” o “las Darías”. Así fue desapareciendo el primer apellido.

4. Cándida Rosa. Fue su hermanita menor, que murió a los pocos días de nacida.

5. El cisne. Es el mayor símbolo de la poesía de Darío, en la que aparece recurrentemente.

6. Legado. Su obra Azul es considerada el punto de partida del modernismo, que significó una revolución en el ritmo de la poesía castellana.

7. Embajador en Madrid. Fue nombrado durante el gobierno de José Santos Zelaya, pero le pagaban tan poco que vivía gracias al salario que recibía del diario La Nación.

8. Primer hijo. En 1891 nació su primogénito, procreado con Rafaela Contreras. Con Rubén Darío Contreras se legalizó el apellido.

9. Su cerebro. Fue extraído por el doctor Louis Henri Debayle durante la autopsia. Se desconoce su paradero.

10. Frase polémica. “Para qué querré yo la vida cuando no tenga juventud”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: