Un reloj que todos quieren tener

Entrenarse en una piscina requiere bastante concentración, y eso sin intentar llevar la cuenta de sus vueltas y tiempos. El nuevo reloj de acondicionamiento físico de Garmin, el Swim, está hecho específicamente para usarse en una piscina y puede contar las vueltas; decir qué braceadas se usaron en cada una y grabar ritmo, distancia y calorías quemadas.

Entrenarse en una piscina requiere bastante concentración, y eso sin intentar llevar la cuenta de sus vueltas y tiempos. El nuevo reloj de acondicionamiento físico de Garmin, el Swim, está hecho específicamente para usarse en una piscina y puede contar las vueltas; decir qué braceadas se usaron en cada una y grabar ritmo, distancia y calorías quemadas. El reloj, que cuesta 150 dólares, es un poco más grande que el cronómetro promedio, pero mucho más elegante que los relojes GPS para agua abierta de Garmin, como el Forerunner 910XT. Para usar el reloj, manualmente anote el largo de la piscina. Una vez en el agua, apriete los botones de Nadar e Inicio. Se supone que el reloj debe registrar las vueltas y reconocer si nadó en estilo libre, de espaldas, pecho o mariposa.

Fuente: New York Times

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: