El Niño no afectará la actividad ciclónica

A pesar de que el fenómeno El Niño trae sequías a la mayor parte de Nicaragua, la temporada de huracanes podría no mermar su potencial en sus últimos tres meses.

Los huracanes del Atlántico a veces merman con El Niño. LA PRENSA/ ARCHIVO

Wilder Pérez R.

A pesar de que el fenómeno El Niño trae sequías a la mayor parte de Nicaragua, la temporada de huracanes podría no mermar su potencial en sus últimos tres meses.

De acuerdo con el último informe de William Gray y Philip Klotzback, de la Universidad de Colorado, la cantidad de tormentas nombradas que podrían aparecer en el Océano Atlántico, sería de 13, es decir, tres más de las que habían previsto.

Gray advirtió que las probabilidades de que sus proyecciones se cumplan son de un 90 por ciento. Sus cálculos son los más prestigiosos.

Las probabilidades parecen altas, pero el informe de Gray hizo cálculos sobre la presencia de un El Niño débil, significando que las temperaturas del Atlántico podrían no ser tan frías. Cabe recordar que los ciclones se nutren de aguas cálidas.

El dato no se contradice con la sequía que debe causar El Niño, anunciada por el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), ya que la institución advirtió que sus pronósticos no incluían la actividad ciclónica.

Según el Ineter es más probable que la sequía afecte al Pacífico del país, y en menor medida el litoral Caribe.

Gray espera que para noviembre se hayan presentado cinco tormentas convertidas en huracanes. Todo está dentro del rango de lo normal.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: