Edgar Rodriguez

No se puede continuar así

Y en un país empobrecido como Nicaragua, a veces nos bastan pequeñas cosas para alegrarnos. Una victoria en Juegos Olímpicos como la de Osmar Bravo, un scone de Wilton López en las Ligas Mayores u otro hit de Everth Cabrera. No se exige mucho.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: