Ortega vitalicio

A ocho meses de haber asumido de manera inconstitucional su segundo período consecutivo como presidente de Nicaragua, Daniel Ortega ya se oficializó como candidato presidencial por el Frente Sandinista de Liberación Nacional para las elecciones generales del año 2016.

Según Rosario Murillo, su esposo Daniel Ortega debe ser el único motivo de campaña en el FSLN, porque él, “es el pueblo”. LA PRENSA/ARCHIVO

José Adán Silva y Eduardo Cruz

A ocho meses de haber asumido de manera inconstitucional su segundo período consecutivo como presidente de Nicaragua, Daniel Ortega ya se oficializó como candidato presidencial por el Frente Sandinista de Liberación Nacional para las elecciones generales del año 2016.

Así lo dio a conocer la vocera de la Presidencia y esposa de Ortega, Rosario Murillo, en un documento publicado ayer en el portal oficialista El 19 Digital.

[doap_box title=»La aberración de la CSJ» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

Para el exdiputado y abogado Danilo Aguirre Solís, las aspiraciones de poder perpetuo de Ortega son hijas directas de las aberraciones jurídicas de la CSJ, que allanaron el camino a la reelección.

“Jurídicamente no tiene inconvenientes, esa sentencia aberrante de la Corte lo ampara para seguir violando la Constitución y el Estado de Derecho”, expresó.

“No hay sorpresas en su postulación al 2016, ni en 2020, el poder ciega a los gobernantes y los hace creer que son eternos. Así pensaba Somoza”, dijo Aguirre Solís, quien sin tapujos considera la Administración de Ortega y su proyecto político como una dictadura familiar.

[/doap_box][doap_box title=»» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

  • «Si el comandante Daniel dice que va a hacer un camino, esa es Ley. ¡No podemos quedar mal ahí! Si el comandante Daniel dice (…) ¡Eso es Ley!”
  • Rosario Murillo, secretaria del Consejo de Comunicación y Secretaría FSLN. Septiembre 13 de 2012.

[/doap_box]

Titulado “Es el Pueblo, es el Frente, es Daniel, el que va a ganar en cada Gobierno Municipal”, el citado documento es la transcripción íntegra de una sesión de trabajo de Murillo con equipos de campaña orteguistas en Chinandega, el pasado 13 de septiembre.

Entre arenga y exaltaciones a la figura de Ortega, así como orientaciones de cara a la actual campaña de elecciones municipales, Murillo ordenó a sus partidarios que toda acción electoral en todos los municipios debe ir encaminada a fortalecer a su marido, para que gane las elecciones presidenciales del 2016.

“Y compañeros, nosotros estamos en campaña ya para el 2016. Compañeros, cada cosa que hacemos es un mojón que ponemos. Nosotros estamos en campaña ¡y el comandante Daniel tiene que ganar las elecciones en el 2016! Y aquí estamos todos, que Dios mediante tengamos salud, estemos vivos, tengamos fortaleza, para ir adelante con nuestro pueblo, ¡con Daniel! Y ese es el ánimo que debe de haber en esta campaña. Es el pueblo, es el frente, es Daniel, el que va a ganar en cada gobierno municipal”, dijo Murillo.

DINASTÍA SIN OBSTÁCULOS

El magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Solís, afirmó que jurídicamente Ortega puede ser candidato presidencial cuantas veces lo aspire. Ortega fue candidato en 1984, 1990, 1996, 2001, 2006 y 2011.

Para la campaña del 2011, tenía prohibido ser candidato por el artículo 147 de la Constitución, pero el mandatario utilizó a sus magistrados en la Corte para dictar una sentencia en la que dejaron inaplicable, para él, la citada prohibición constitucional. Así pudo ser inscrito ante el Consejo Supremo Electoral y declarado presidente para el período 2012-2016. Solís recordó que al respecto hubo dos sentencias.

“En eso yo respaldo totalmente a Rosario, porque hubo dos sentencias. En la primera, de la Sala Constitucional, que fue la 504, que fue la que se produjo en octubre del 2009, esa sentencia sí era únicamente para el presidente en su carácter de recurrente y para esas elecciones; era una sentencia aplicable únicamente a ese caso de Daniel como posible candidato a las elecciones del 2011”, explicó.

“En el 2010 se produjo la sentencia de la CSJ que la firmamos magistrados de la Corte, algunos magistrados liberales que se quedaron y algunos conjueces, esa sentencia ya salió con 13, 14 firmas y fue conocida en términos jurídicos como erga omnes, que significa que es una sentencia no solo es para ese caso, sino para todos los casos de cualquier presidente que en el futuro deseara reelegirse, porque no solo rectificó la sentencia de la Sala Constitucional para ese caso específico, sino que la amplió declarando inaplicable el artículo ese de la Constitución”, dijo Solís.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: