Reloj de Diriamba necesita reparación

La majestuosa torre del reloj de Diriamba, que constituye uno de los iconos más importantes de la ciudad, está fracturada y necesita con urgencia ser restaurada, puesto que las manecillas del reloj se han paralizado.

Este icono les da identidad a los habitantes diriambinos, quienes presumen a diario pertenecer a la ciudad del gran reloj. LA PRENSA/ M. CALERO

Mabel Calero

La majestuosa torre del reloj de Diriamba, que constituye uno de los iconos más importantes de la ciudad, está fracturada y necesita con urgencia ser restaurada, puesto que las manecillas del reloj se han paralizado.

[doap_box title=»Orgullo para diriambinos» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

La infraestructura tiene más ancha la base que la cúpula y posee cuatro carátulas. Esta obra estuvo a cargo de la compañía de arquitectos Gutier y Dambach.

El reloj está ubicado en la calle Salvador Mendieta, sobre la Carretera Panamericana y es motivo de orgullo para los diriambinos.

1934 comenzó a construirse la torre y en enero de 1935 concluyó.

1978 fue reparada la maquinaria importada de Alemania, posteriormente fue remplazada.

2,000 córdobas mensuales se gastan en el mantenimiento de la torre.

[/doap_box]

José Manuel Baltodano, ingeniero civil, aseguró que con un terremoto la parte superior del reloj no aguantaría y sucumbiría fácilmente.

“En el centro del reloj hay una fractura de tres milímetros que va de Norte a Sur, durante un sismo mayor de siete grados o un terremoto se caería la parte superior y quedaría semidestruida la parte baja”, explicó Baltodano.

Aseguró que para reparar la torre se necesitan siete millones de córdobas, lo que contempla, entre otras acciones, colocar cuatro columnas de acero desde el asfalto hasta la cúpula con soporte diagonal, que tenga la capacidad de amortiguamiento en caso de terremotos.

“Además de los sismos otra cosa que ha deteriorado el reloj ha sido el sol y la lluvia, entonces necesitaría vidrio trasluciente contra huracanes, esto le va a permitir a las personas verlo de lejos, también sería necesario elevarlo un poquito más y en la parte alta se podría hacer un mirador, lo que atraería más turistas y lo mejor del caso que se conservaría su diseño”, señaló Baltodano.

MAQUINARIA VIEJA

Aunque de la Alcaldía de Diriamba buscan un técnico para regular la hora, debido a que la maquinaria está vieja, las manecillas constantemente se paran, actualmente el reloj marca las 10:10.

Bismarck Pérez, alcalde de Diriamba, dijo: “El reloj es un orgullo para los diriambinos, le da un toque de personalidad a la ciudad, ya que además de orientar a las personas con la hora, los orienta con las direcciones, ahorita no lo hemos podido reparar porque no hemos encontrado una persona especializada para reparar la maquinaria”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: