¡Aventura extrema!

Luego de un alegre viaje en autobús en el que charlamos sobre lo que acontecerá en las siguientes cinco semanas, el panorama cambia y los coches coloniales nos indican que estamos en Granada.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: