Poeta de epifanías

Como una maravillosa epifanía celebratoria del placer y la vida, ve sus poemas, cuentos y novelas, el escritor y pintor Omar D´León; asimismo sus pinturas y dibujos, ambas expresiones artísticas realizadas desde mediados del siglo pasado a la fecha.

LA PRENSA/A.AGUERO/PINTURASOmar d´león

Arnulfo Agüero

Como una maravillosa epifanía celebratoria del placer y la vida, ve sus poemas, cuentos y novelas, el escritor y pintor Omar D´León; asimismo sus pinturas y dibujos, ambas expresiones artísticas realizadas desde mediados del siglo pasado a la fecha.

En 1960 publicó sus primeros poemas en la revista El pez y la serpiente . Otros en La Prensa Literaria, revistas, en la web, y en sus poemarios: Estancias del canto (1985-1993), Tedioterrestre (1995- 1998), Canto inoxidable (1999), La piel del signo (2002). Y en 2007, Texturas (Doscientos Cuentos, de Omar D´León).

En los próximos meses saldrá a luz su poemario antológico Novela de la poesía (1949-2002), con 1,360 poemas, registrado en la biblioteca del Congreso de Washington, y titulada como una “novela” con versos independientes, estructurada en 23 capítulos.

Su título, aclara, es una ironía, un juego lúdico, porque en realidad es poesía reunida, que aborda temas del misterio, amor, remembranzas, y entorno social; escritos con simplicidad, musicalidad y elegancia.

La idea, añade, es cautivar al lector con la “sustancia divina”, que es la poesía. El libro llevará ilustraciones de sus dibujos y pinturas, y fotografías de amistades.

CON NOVELAS INÉDITAS 

“También tengo ocho libros de novelas inéditas, así como cuentos”, revela Omar D´León Lacayo y Estrada nacido en Managua en 1929. Entre sus novelas figuran Ñañascon , y Campos azules .

De sus “amores literarios”, los ha encontrado en la poesía escrita por griegos, persas, y los egipcios con el libro del amor; en los textos sánscritos, orientales e hindú. Así como en escritores como Darío, Shakespeare, Walt Witman y Emily Dickinson.

De su concepto de libertad dice: “La libertad exterior es una hijueputa, disculpen la palabra. Está atrapada en muchos mitos, e ismos. Todavía en el arte creo con desconfianza. Busco esa palpitación interior, de lo que es la vida. La libertad es como el amor, uno debe amarse a uno primero para amar a los demás”.

1351462957_291012literaria3

EL PINTOR 

“A mi Museo Galería 904 fundado en 1970, ubicado de LA PRENSA una cuadra a abajo, en la vieja Managua, llegaban desde prostitutas, hasta lo más encumbrado del país”, confiesa el artista, sin dar muchos detalles.

Constaba con un inventario de más de 1,500 piezas arqueológicas, y obras de arte. Estas colecciones fueron saqueadas por desconocidos en el terremoto de 1972, y después en la insurrección de 1979.

[doap_box title=»El autor y su obra» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

El Festival Internacional de Poesía ha invitado al poeta y pintor Omar D´León al ciclo de charlas El Autor y su Obra, el miércoles a las 6:30 p.m., en el auditorio del Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica.

También se exhibirá una muestra de sus dibujos y pinturas.

El lanzamiento de su poemario antológico Novela de la poesía , será dentro de dos meses.

[/doap_box]

Pintó a Melba Debayle, luego a Shantall Chamorro, que fueron sus musas y grandes amigas. Luego Irma Prego, Ruby Arana, entre otras, recuerda. También junto a Johnny Villares, realizó escenografías en el Teatro Nacional Rubén Darío.

En su quinta en Veracruz, ubicada en el Valle Goettel, fundó su galería con el nombre “Dios”. En este oasis verde le dio clases a doña Hoppe Somoza, esposa del expresidente Anastasio Somoza Debayle, que llegaba sin guardaespaldas.

“Ahora no guardo rencor, con ninguno de ellos, de lo que me quitaron”, dice en referencia a las obras de arte y propiedades perdidas en el terremoto, y en la insurrección de 1979. “Ahora estoy pintando mis epifanías de luz y color”.

Sus pinturas, dibujos, murales, serigrafías y esculturas, ahora forman parte de museos y coleccionistas, se pueden apreciar en el Museo County Ventura, Museo de Arte Moderno de Latinoamérica, en Washington; Museo de Arte Latinoamericano (MOLAA). Y en Nicaragua, en el Palacio Nacional de Cultura, y Banco Central de Nicaragua, entre otros sitios de prestigio.

SU PROCESO CREADOR 

“Al principio me cuesta un mundo pintar, al fin pinto ocho horas. Siempre me encomiendo a Leonardo, al Greco, Murillo… son los grandes santos y héroes que existen, y pronto se me enciende el motor y sigo trabajando hasta concluir la obra”

“A veces me pregunto, ¿quién está pintando?. No preguntes porque no te conviene seguí trabajando espontáneamente lo que estás haciendo, me dice una voz. En la palabra es el mismo proceso, nada más que en vez de pintar es seguir escribiendo”.

1351462977_291012literaria5

A UNA POETISA

Omar D’León

Y, Ella

Garza de verdes ojos,

de voz exacta al suave verso.

Ella, la que enhebra dulces cantos

y teje con fina trama

la música del lenguaje

sobre la sorprendente carne del amor.

¿En qué lugar y donde

reside hoy su tenaz constancia?

Ella, génesis de ternura,

poseedora del afecto en la mirada

de una sutil presencia inolvidable.

Ella,

joven y bella mujer que llegó al estudio

para llevar mis cuadros a su galería

en una ciudad agrícola,

cercana al Golfo Fonseca de Nicaragua.

A Ella, la poetisa

la saluda y recuerda:

Omar d’León

desde otra tierra donde yazgo

embalsado en la nostalgia.

Aunque ella, casto verso,

no me recuerde ni en el mar

que es la sed de sus pupilas.

1979, California

BOCETO DEL JUICIO FINAL

1351462967_291012literaria4

Omar D’León

(El enigma de este venerable boceto son las iniciales del juicio del amor que jamás exiló al amor)

Cuando todo se haya apagado

y ni la penumbra de tus pupilas

iluminen al deseo de las mías,

y cuando la estrella más mínima

ya no desempeña su misión en tus cabellos

y cuando mi recuerdo ya no evoque

al oscuro silencio de tus eróticos perfumes,

y ni el eco retribuya el cuchicheo

y sortilegio de nuestros idilios…

Entonces ya nada habrá,

más que la amorfa pestilencia insepulta

de cadáveres sin nombres,

creándose sobre la redondez de la Tierra.

1979, California

1351463000_291012literaria7

SURREALISMO

Omar D’León

Veamos estas ruinas……

En la repisa de la chimenea

descansa la nieve.

El cielo tiene lagartijas con escafandras.

En las aristas de las paredes

los péndulos se dan cuerda

con guantes de boxeo.

Unas ranas de oro

vuelan con turbinas de keroseno.

Pinturas al óleo tienen discursos

para árboles magnéticos.

Mamíferos siderales

pepenan cosas del tiempo

para formar ciudades en ruinas.

1981, California

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: