Parlamento irlandés analiza reforma de ley del aborto

El Sinn Fein, cuarto partido político de Irlanda, presentó hoy en el Parlamento una moción para reformar "urgentemente" la ley del aborto y evitar muertes como la de la mujer india a la que se denegó abortar en un hospital de este país, pese a sufrir un embarazo problemático.

Dublín/EFE

El Sinn Fein, cuarto partido político de Irlanda, presentó hoy en el Parlamento una moción para reformar «urgentemente» la ley del aborto y evitar muertes como la de la mujer india a la que se denegó abortar en un hospital de este país, pese a sufrir un embarazo problemático.

Savita Halappanavar, de 31 años y embarazada de 17 semanas, falleció de septicemia en un hospital de Galway (oeste de Irlanda), después de que los médicos se negaran a practicarle un aborto, alegando que la ley impedía acabar con la vida del feto mientras su corazón latiera, a pesar de que su salud se estaba deteriorando.

El presidente del Sinn Fein, Gerry Adams, aseguró hoy que su partido quiere que el Gobierno dé efecto legal a una resolución del Tribunal Supremo de 1992 que cuestionó la legislación vigente, una de las más restrictivas de la Unión Europea (UE) y duramente criticada por los tribunales comunitarios.

El aborto es ilegal en Irlanda menos cuando la vida de la madre corre peligro, incluida la amenaza de suicido, excepciones que fue establecidas por el Tribunal Supremo hace 20 años, pero que nunca han sido refrendadas por los legisladores ni incluida en la Constitución, por lo que queda expuesta a la interpretación.

«El Sinn Fein, y yo mismo -declaró Adams-, no está a favor del aborto, pero no puedo legislar para mí y creemos que, cuando ha habido casos de abusos sexuales, una violación, incesto o la vida de la madre corre peligro, la decisión final debe recaer sobre las mujeres».

El dirigente nacionalista aseguró que la responsabilidad del Estado es «proteger la vida de la madre» y legislar para que la profesión médica tenga unas «directrices claras» para actuar en este tipo de casos. La moción del Sinn Fein, antiguo brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), se debatirá entre hoy y mañana, cuando está previsto que se someta a votación.

No obstante, el Gobierno de coalición entre el conservador Fine Gael y el Partido Laborista presentó hoy también una «contra-moción» para impedir que la propuesta del partido republicano llegue siquiera a ser votada si la suya es aceptada primero.

El ministro de Sanidad, James Reilly, reiteró hoy su intención de acabar con la citada incertidumbre legal, pero no tomará una decisión hasta que reciba el 27 de noviembre un informe elaborado por una comisión de expertos, encabezada por el juez Sean Ryan, sobre la situación de la ley del aborto en este país.

«Inmediatamente después», dijo Reilly, el Parlamento nacional podrá debatir y analizar el documento, pero el ministro rehusó fijar una fecha para acometer la reforma de la ley del aborto dada la «complejidad y susceptibilidad de este asunto».

Mientras, el Departamento irlandés de Sanidad (HSE) ha iniciado una investigación independiente sobre el caso de Halappanavar, quien falleció el pasado 28 de octubre tras sufrir un aborto involuntario en un hospital de Galway y después de que los médicos procedieran a la extracción del feto inerte.

El equipo que llevará a cabo estas pesquisas está compuesto por siete personas y encabezado por Sabaratnam Arulkumaran, jefe de ginecología y obstetricia de la Universidad San Jorge de Londres.

El marido de Savita, Praveen, había comunicado que no iba participar en la investigación porque ese equipo incluía tres profesionales del hospital donde falleció su esposa, motivo por el que el Gobierno decidió hoy retirarlos de este grupo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: