Reforma fiscal pone a “correr”

La nueva Ley de Concertación Tributaria aprobada ayer en la Asamblea Nacional con 63 votos de los diputados sandinistas, crea a partir del 1 de enero de 2013 un nueva forma de retener los impuestos, tanto a las empresas, productores, comerciantes, profesionales independientes como a los mismos trabajadores formales, por lo cual estos deben “correr” para actualizarse.

Los 20 diputados de la BDN declinaron insistir en cambiar las debilidades de la Ley Tributaria. Abandonaron la Asamblea luego de votar en contra de la aprobación en lo general de la ley. LA PRENSA/M.ESQUIVEL

Oposición: “FSLN es un partido de oligarcas”

Lucía Navas

La nueva Ley de Concertación Tributaria aprobada ayer en la Asamblea Nacional con 63 votos de los diputados sandinistas, crea a partir del 1 de enero de 2013 un nueva forma de retener los impuestos, tanto a las empresas, productores, comerciantes, profesionales independientes como a los mismos trabajadores formales, por lo cual estos deben “correr” para actualizarse.

Los contribuyentes deben prepararse ante los cambios, por ejemplo, que la declaración del Impuesto sobre la Renta (IR) será de tres formas: el de capital, el de renta de trabajo y el de actividades económicas.

Asimismo que el salario exento del IR sube a cien mil córdobas al año y gradualmente para 2017 se elevará a los 120 mil córdobas.

La nueva Ley Fiscal introduce mecanismos que a criterio de los legisladores sandinistas y de parte del sector privado, reducen la evasión fiscal, mantienen intocables las exoneraciones y otorgan algunos beneficios a los trabajadores formales.

La propuesta de ley del Gobierno tuvo el visto bueno de gremios de grandes y medianos empresarios, asociaciones de mercados y sindicatos oficialistas.

REGLAMENTO DEBE “CERRAR VARIAS LLAVES”

Sin embargo la cúpula del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) admite que deben asegurar que el reglamento de la ley cierre “varias llaves que quedan abiertas” para evitar que en la Dirección General de Ingresos (DGI) y la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA), a cargo de la recaudación, se extralimiten o que a los asalariados se les vuelva imposible obtener las deducciones de gastos en educación, salud, por servicios profesionales y alquiler de viviendas en la retención del Impuesto sobre la Renta (IR) a que tendrán derecho.

José Adán Aguerri, presidente del Cosep, celebró que se mantiene el mismo sistema de exoneraciones y exenciones fiscales a los sectores productivos por dos años y posteriormente se extenderán presentando planes de inversión para ampliar la capacidad exportadora, los empleos y la tecnología.

Aguerri destaca que se crean nuevos tratamientos especiales, por ejemplo, a la Bolsa de Valores de Nicaragua al incluir el Fondo de Inversiones que fomentará atraer nuevos capitales al país que haga mantener, e incluso, superar entre 900 millones y mil millones de dólares en inversión extranjera directa anuales los siguientes años.

Wálmaro Gutiérrez, presidente de la Comisión Económica, explicó que a las rentas de capital por los Fondos de Inversiones les dejan en diez por ciento y no el treinta por ciento del IR, porque al ser un mecanismo nuevo “no le podés imponer algo de forma traumática y precisamente uno de los elementos fundamentales de esta Concertación es la gradualidad”.

Por su parte Aguerri dijo que es prioridad aclarar en el reglamento de la Ley que las pensiones por antigüedad que muchas empresas pagan al personal que le ha laborado por décadas, no pueden incluirse en el monto de las indemnizaciones que pagarán IR.

BDN NO ARGUMENTÓ

En la sesión en la Asamblea Nacional no faltaron los ataques entre los legisladores de la Bancada Democrática Nicaragüense (BDN) y la del partido sandinista. La BDN acusó a la sandinista de haberse convertido “en el partido de los oligarcas” y “bendecir la política del Gobierno que pretende anular la clase media y trabajadora”.

Carlos Langrand, Eliseo Núñez Morales, Enrique Sáenz y Santiago Aburto, de la BDN, descalificaron la propuesta del Gobierno porque se grava con el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a cinco alimentos de alta calidad, entre estos el arroz 96/4, restringiendo así que lo puedan consumir la gente de bajos recursos.

La bancada sandinista usó su aplanadora para aprobar la Ley, pero los veinte diputados de la BDN prefirieron abandonar la sesión y no defender en lo particular sus contrapropuestas en el dictamen de minoría que introdujeron. Planteaban reducir tres puntos porcentuales del IVA de forma gradual y subir el techo salarial exento del IR a 130 mil córdobas anuales.

VALIDAN ACCIÓN CONTRA MEDIOS INDEPENDIENTES

Al negarse discutir la BDN, obvió sacar a luz que la Ley 528, conocida como Ley Arce que es contra los medios de comunicación independientes y calificada de inconstitucional, quedó inserta en la nueva Ley Fiscal en el Capítulo V.

En el artículo 278 de la Ley Fiscal quedó establecido que “la importación de papel, maquinaria y equipo y refacciones” de uso en los medios de comunicación social escritos, televisivos y radiales estarán exentos de impuestos fiscales limitados a los grandes contribuyentes hasta 2.5 por ciento sobre sus ingresos brutos declarados del período fiscal anterior; y los demás contribuyentes hasta un cinco por ciento.

Edwin Castro, jefe de la bancada sandinista, fustigó a sus colegas de la BDN como “irresponsables” y “demostrar que están a favor de los evasores de impuestos” por abandonar la sesión. “Son los primeros que vienen a cobrar sus cheques de sueldos, pero se niegan a trabajar”, dijo Castro quien solicitará que les quiten a los legisladores de la BDN el día del salario.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: