Nuevo marco legal favorece microcrédito

La Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas (Asomif) espera que el registro de sus agremiadas ante la Comisión Nacional de Microfinanzas (Conami), genere ante los fondeadores nacionales e internacionales la confianza necesaria para obtener los recursos que permitan alcanzar las metas de crecimiento.

Desde ayer 15 de las 21 instituciones de Microfinanzas que operan en el país están inscritas ante la Conami y por tanto autorizadas para operar. LA PRENSA/ M. ESQUIVEL

Lucydalia Baca Castellón

La Asociación Nicaragüense de Instituciones de Microfinanzas (Asomif) espera que el registro de sus agremiadas ante la Comisión Nacional de Microfinanzas (Conami), genere ante los fondeadores nacionales e internacionales la confianza necesaria para obtener los recursos que permitan alcanzar las metas de crecimiento.

[doap_box title=»Atraer acreedores» box_color=»#336699″ class=»aside-box»]

– René Romero, gerente general de la Fundación para el Desarrollo Socio Económico Rural (Fundeser), espera que después de 15 años de trabajar respondiendo únicamente ante el Ministerio de Gobernación (Migob), el marco de institucionalidad que les otorga la inscripción ante Conami genere el retorno de los acreedores internacionales que se fueron a raíz de la crisis.

– Esa institución maneja una cartera de 16 millones de dólares y proyecta crecer entre el 25 y 30 por ciento en los próximos años, para continuar financiando la actividad de los pequeños y medianos productores rurales

[/doap_box]

El sector proyecta cerrar el año con una cartera de entre 165 y 170 millones de dólares, que implicaría un crecimiento del cinco por ciento con respeto al 2011. Para el 2013 la meta sería elevar el crecimiento hasta el 10 por ciento, para consolidar el proceso de recuperación tras la crisis, dijo Fernando Guzmán, presidente de Asomif.

También espera que instituciones como el Banco de Fomento a la Producción (Produzcamos) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) incrementen el financiamiento al sector.

15 AUTORIZADAS

En cumplimiento a lo establecido en la Ley de Microfinanzas que se aprobó en el 2011, desde ayer, 15 de las 21 Instituciones de Microfinanzas (IMF) que funcionan en el país están inscritas ante la Conami y por tanto autorizadas para operar. A las seis restantes se les concedió una prórroga de seis meses para completar los requisitos para el registro.

De las solicitantes, 16 pertenecen a Asomif, 13 tienen estructura jurídica de organización sin fines de lucro (ONG) y ocho son sociedades de tipo mercantil; 19 son sociedades constituidas en Nicaragua y dos son sucursales de sociedades extranjeras. Entre las registradas están las tres más grandes del sector: Fundeser, FDL y ProMujer, detalló Flavio José Chiong Aráuz, directivo suplente y presiente en funciones de Conami.

Para Julio Flores Coca, gerente general del Fondo de Desarrollo Local (FDL), la inscripción ante Conami es “un gran paso que legitima al sector y genera confianza ante el público en general y los fondeadores”.

Espera que con esto se ponga fin a los cuestionamientos que se generaban cuando eran una ONG no regulada. El FDL cerró el 2012 con un crecimiento del 4 por ciento y “en este nuevo contexto de confianza”, las perspectivas de crecimiento para el 2013 son del diez por ciento. La institución tiene 40,000 clientes, la mayoría en el sector rural y maneja una cartera de 60 millones de dólares.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: